Oswaldo debe restituir en el cargo a Jaqueline Escamilla, concluye TEPJF

Oswaldo debe restituir en el cargo a Jaqueline Escamilla, concluye TEPJF

Magistrados de la Sala Regional Xalapa del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) acordaron en sesión virtual que el presidente municipal de Oaxaca de Juárez, Oswaldo García Jarquín, debe restituir del cargo a Jaqueline Escamilla como titular del Instituto Municipal de la Mujer del Ayuntamiento.

De esta forma, el órgano electoral modificó la sentencia del Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca (TEEO) mediante la cual se determinó la existencia de violencia política en razón de género atribuida al presidente municipal y a la presidenta Honoraria del Consejo Consultivo del Comité Municipal del Sistema de Desarrollo Integral de la Familia (DIF), Patricia Benfield López, ambos de Oaxaca de Juárez, por la obstaculización del ejercicio de las funciones de una funcionaria y, derivado de ello, les impuso diversas sanciones.

El Pleno de la Sala Regional señaló que coincide con la determinación del TEEO en cuanto a que se le obstruyó en el ejercicio de las funciones que realizaba la denunciante, sin embargo, no con el hecho de que ello implicara violencia política en razón de género.

Lo anterior, ya que de las pruebas analizadas no fue posible obtener expresión o acción de los denunciados que implicara algún acto discriminatorio en contra de la funcionaria afectada por el hecho de ser mujer, pues el conflicto suscitado ente ello surgió como consecuencia de un desacato a indicaciones que le fueron dadas, de ahí que la magistrada y los magistrados determinaran que no quedaba acreditada la violencia política en razón de género.

No obstante lo anterior, coincidieron con lo resuelto por el TEEO en cuanto a que indebidamente a la funcionaria se le separó del cargo, de ahí que se mantiene la decisión relacionada con la restitución, reparación, protección, garantía de no repetición y rehabilitación de sus derechos políticos, y se revoca la multa impuesta a la parte actora, la obligación de ofrecer una disculpa pública, así como, la vista dada al Instituto local para que se les integrara al sistema de personas que han perdido la presunción de contar con un modo honesto de vivir.

El pasado 4 de junio de 2020, la organización feminista, Católicas por el Derecho a Decidir (CDD), consideró como “intolerable” la destitución de Jaqueline Escamilla como titular del Instituto Municipal de la Mujer del Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez, lo cual fue ordenado por del edil de MORENA, Oswaldo García Jarquín.

“Lamentamos que la titular del Instituto Municipal de la Mujer del Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez, Jaqueline Escamilla haya sido destituida de su cargo el pasado 27 de mayo por no transmitir, a través de redes sociales del Instituto, una charla para hablar sobre el aborto desde una perspectiva conservadora y contraria al marco legal que protege la salud reproductiva de las mujeres”.

“El aborto constituye un problema de salud pública, de justicia social y de derechos humanos, ante el cual es necesario que las autoridades municipales de Oaxaca garanticen que las mujeres tengan acceso a información sobre el aborto legal y seguro desde una perspectiva laica y científica”, reitera.

En un comunicado, agrega que la dependencia deben regirse en un marco de respeto al Estado laico, por lo que no deben destinar recursos públicos para promover posturas “fundamentalistas” consideradas contrarias a compromisos internacionales del Estado mexicano que señalan la importancia de legislaciones no punitivas relacionadas con el derecho a decidir de las mujeres.

La organización civil feminista externa su preocupación que mujeres defensoras de la despenalización del aborto en Oaxaca, reciban amenazas por redes sociales debido a su postura a favor de la Interrupción Legal del Embarazo (ILE), por lo que exigen al Gobierno estatal frenar las agresiones que ocurren en mayor medida, desde septiembre de 2019.

Explica que las amenazas aumentaron desde que se aprobó en la entidad una reforma para el ILE hasta las 12 semanas de gestación en septiembre pasado, pues diversos grupos conservadores han manifestado ampliamente su rechazo, también generan un ambiente de intolerancia y ponen en riesgo la seguridad de feministas que defienden este derecho de las mujeres.

“Por lo anterior expuesto, desde Católicas exhortamos al Gobierno de Oaxaca a tomar medidas necesarias para frenar las amenazas y agresiones hacia personas defensoras de derechos humanos, específicamente aquellas a favor de la interrupción Legal del Embarazo”, subraya.

El pasado miércoles 27 de mayo, Escamilla Villanueva, denunció a través de un video que fue destituida del cargo por instrucciones, bajo coacción y amenazas, equiparables a actos de violencia política, por parte del alcalde capitalino, Oswaldo García Jarquín por no transmitir la ponencia “Preservar la vida, la máxima necesidad en este tiempo”, misma que contaría con la participación de integrantes de grupos anti derechos, autodenominados “Provida” y que por fallas técnicas fue suspendida.

Al día siguiente, Escamilla fue destituida del cargo por el edil, Oswaldo García “debido a que vulneró el principio de objetividad de las y los servidores públicos municipales y el derecho humano de igualdad”, dijo en un comunicado.

 

TDG/WLT

 

Share This
error: Este contenido está protegido!!