Muere a los 63 años Ian Falconer, escritor e ilustrador de The New Yorker

Muere a los 63 años Ian Falconer, escritor e ilustrador de The New Yorker

El ilustrador realizó más de 30 portadas para la revista «The New Yorker» y fue autor de la premiada serie de libros infantiles «Olivia»

El ilustrador estadounidense Ian Falconer, que realizó más de 30 portadas para la revista The New Yorker y fue autor de la premiada serie de libros infantiles «Olivia» murió el martes a los 63 años, tras una breve enfermedad que no se especificó, informó este miércoles la revista.

Falconer (Connecticut, 1959), también conocido por sus diseños de vestuario y escenografías para ballets, entre ellos el New York City Ballet, y de óperas como The Royal Opera en Londres o el Théâtre du Châtelet en París, murió en su hogar de Rowayton, Connecticut.

El personaje de Olivia, una joven y alegre cerdita, fue creado en 1996 como un regalo para su sobrina, de igual nombre y entonces de tres años. El primer libro se publicó en 2000 y se mantuvo en las listas de libros más vendidos de The New York Times durante más de un año.

En 2001 fue reconocido con la medalla Caldecott, un premio anual de la Asociación de Servicios Bibliotecarios para Niños, una división de la Asociación Estadounidense de Bibliotecas, al ilustrador más destacado de libros para niños.

La séptima y última secuela de la simpática cerdita, a quien le gustaba ir a la playa, pintar y sacar de quicio a todo el mundo, salió al mercado en 2017, «Olivia the Spy». En 2022 publicó otro libro para niños, «Dos perros», que tiene como protagonistas a Perry y Augie, dos perros salchichas e inspirado en sus sobrinos.

Falconer comenzó a ilustrar en 1996 para la revista The New Yorker, que le rindió tributo publicando nueve de sus portadas, realizadas entre 1997 y 2012.

«Conocí a Ian en 1996, en los primeros días de mi mandato como editora de arte de The New Yorker. Mi misión consistía en renovar el arte de lo que se había llegado a considerar una revista muy respetada pero un tanto fosilizada», recordó en ese artículo Francoise Mouly, por lo que recurrió a Falconer, un admirador de la revista, con esa encomienda.

«Falconer era un amante del dibujo clásico y, a través de sus imágenes, ayudó a recuperar lo jocoso y la irreverencia de los primeros días de la revista», señaló la editora de arte, quien al recordar al ilustrador a través de las portadas elegidas destaca que «hacen gala de su inimitable ingenio, maravillosamente tierno y a la vez devastadoramente agudo».

A Falconer le sobreviven su madre Sandy y sus hermanas Tonia y Tory, así como sus sobrinos Olivia, Ian, August, Perry y Will.

CATEGORIES
Share This
error: Content is protected !!