México pide a EU revisar aplicación de leyes laborales en marco de T-MEC

México pide a EU revisar aplicación de leyes laborales en marco de T-MEC

México le pidió a los Estados Unidos, en un hecho inédito, revisar la aplicación de leyes laborales en el marco del T-MEC para los trabajadores agrícolas y los empacadores de proteína en ese país.

De acuerdo con la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), el embajador de México en Estados Unidos, Esteban Moctezuma, fue el encargado de transmitir el mensaje a Washington a través de una carta dirigida al secretario del Trabajo, Martin Walsh.

En la misiva se transmitió a la administración de Joseph Biden “los comentarios e inquietudes con respecto a la falta de aplicación de leyes laborales que el gobierno de México ha detectado en la industria agrícola, así como de procesamiento y empacado de proteína en Estados Unidos”.

La carta señala, entre otras, las siguientes omisiones: falta de pago de salario y tiempo extraordinario correspondiente y el derecho de los trabajadores a organizarse y negociar colectivamente. Igualmente hace énfasis en el presunto incumplimiento de los empleadores estadunidenses de los protocolos de descansos e instalaciones para los trabajadores agrícolas.

Las inquietudes expresadas por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador se dan dos días después de que se presentara la primera denuncia laboral contra México por incumplimiento de condiciones del T-MEC por parte de la Federación Estadunidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO, en inglés).

En ese sentido, se espera que la AFL-CIO, considerada la central obrera más grande de Estados Unidos, entregue el lunes a Washington una solicitud para que el gobierno presente la primera denuncia laboral contra México bajo las nuevas condiciones establecidas en el T-MEC.

Los señalamientos estadunidenses giran en torno a que, presuntamente, a los trabajadores de la planta de autopartes Tridonex, ubicada en Matamoros, Tamaulipas, se les negó una representación sindical independiente en violación del tratado, que sustituyó al viejo TLCAN en 2020.

El 7 de mayo, luego del encuentro virtual entre la vicepresidenta Kamala Harris y el presidente López Obrador, la Casa Blanca destacó que la demócrata subrayó el compromiso de su país para trabajar con México para proteger los derechos de los trabajadores a formar sindicatos o unirse a otros existentes y ampliar las oportunidades para la colaboración con empresas estadunidenses.

Con la carta enviada por Moctezuma Barragán, México propone a Estados Unidos un espacio de cooperación en el marco del T-MEC, conforme a los términos previstos en el artículo 23.12, en aras de identificar acciones que permitan atender la no aplicación de las leyes laborales en determinados sectores y estados.

Y de esta manera garantizar, de forma plena, los derechos laborales contemplados en la legislación federal estadunidense y en el capítulo 23 del T-MEC. Lo anterior, sin renunciar a los mecanismos de solución de controversias laborales previstos en el T-MEC, y reconociendo la importancia de la cooperación como mecanismo para la implementación efectiva de derechos laborales, explicó la cancillería.

Relaciones Exteriores, a cargo de Marcelo Ebrard, recalcó que aunque a nivel federal los derechos laborales en Estados Unidos protegen a todos los trabajadores, independientemente de su situación migratoria, en la práctica, factores como el desconocimiento, el miedo y el abuso de parte de algunos empleadores impiden que los trabajadores migrantes, en particular los mexicanos, puedan ejercer plenamente sus derechos laborales en algunas industrias y estados.

Otras de las presuntas irregularidades señaladas por México son la falta de regulación federal respecto al estrés por calor en la industria agrícola. Disparidad salarial entre los trabajadores de las empacadoras y los trabajadores de las plantas de procesamiento de proteína.

Así como el acceso limitado a estaciones de lavado de manos y sanitarios en ambas industrias. El incumplimiento de parte de los empleadores estadunidenses de los protocolos de covid-19 y falta de medidas de seguridad y salud para evitar el contagio y propagación en ambas industrias.

También la falta de acceso para trabajadores indocumentados a ciertos recursos legales como la reinstalación o el pago de salarios caídos. Falta de atención a los casos de violencia y acoso sexual en ambas industrias.

Por las razones mencionadas en la misiva, México consideró necesario señalar la importancia de “hacer cumplir adecuadamente su regulación federal para garantizar los derechos laborales de los trabajadores en la industria agrícola y de procesamiento y empacado de proteína en Estados Unidos”.

Finalmente, la cancillería recordó que resulta importante tomar en cuenta que el T-MEC promueve la aplicación de los derechos laborales fundamentales, procura garantizar la protección a los trabajadores migrantes, impulsa una agenda de cooperación que permita la aplicación de los derechos laborales internacionales y fomenta el diálogo para atender diferencias relativas a la aplicación de los compromisos de su capítulo 23.

 

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Share This
error: Este contenido está protegido!!