Indagan robo de identidad de víctima que otorgó perdón a su presunto violador en Oaxaca

Indagan robo de identidad de víctima que otorgó perdón a su presunto violador en Oaxaca

La Defensoría de Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca solicitó informes a la Fiscalía General del Estado y al Tribunal de Justicia del Estado

 

La Defensoría de Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) inició de oficio una investigación ante el caso de suplantación de identidad de “Pijy”, mujer mixe víctima de violación agravada que derivó en el sobreseimiento del juicio contra su agresor, quien fue identificado como Placido “N”, un conocido político de la zona húmeda del Istmo de Tehuantepec.

En un comunicado, la defensoría informó que luego de que EL UNIVERSAL Oaxaca diera a conocer el caso, inició el expediente DHPO/0043/RIJ/(10)/OAX/2022, mediante el cual el organismo autónomo solicitó informes a la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO) y al Tribunal de Justicia del Estado de Oaxaca, además de dictar una medida cautelar para garantizar la seguridad de la víctima que está en riesgo después de la denuncia pública realizada.

“Para la Defensoría es fundamental que las personas tengan garantizado el derecho a la justicia, más aún cuando se trata de mujeres y en este caso, de un delito de violencia sexual”, expuso en su comunicado la DDHPO.

El activista mixe Joaquín Galván denunció la suplantación de identidad que se realizó el pasado 20 de septiembre de la joven víctima de violación, por parte de su agresor, con el fin de que éste fuera librado de una orden de aprensión en su contra por girada por el delito de violación agravada desde el 2013.

Joaquín Galvan narró que esto sucedió en el Ministerio Público y el juzgado de Matías Romero, lo que pone de manifiesto “las grandes negligencias del sistema judicial y de investigación en el país”.

“La víctima es una joven ayuujk a quien llamaremos Pijy (Flor en ayuujk) que sufrió violación por parte de su agresor Placido “N”cuando ella tenía 15 años de edad. Placido es un conocido operador político de la zona, posa con distintos candidatos y políticos del estado, ostenta posesiones e influencias. Placido supo de la orden de aprehensión que se giró en su contra, pues sobre el recaía la causa penal 210/2013 interpuesta por la víctima Pijy por violación agravada cuanto ella tenía 15 años.”

El 21 de septiembre, el agresor alardeó de haberse librado de la justicia dejando a “Pijy” desconcertada, por lo que acudió con su  abogada   ante el Ministerio Público donde está interpuesta la causa penal. Fue entonces cuando se enteró que su caso estaba sobreseído, es decir, se suspendió el proceso, ya que la denunciante había otorgado el “perdón” el día 20 de septiembre a Placido “N”, luego de que una tercera persona de nombre Karla “N” se hizo pasar por “Pijy” y se presentó ante el MP y el juez para narrar que la violación era falsa, que se había casado con el agresor y que tenían un hijo.

LA NOVIA DEL AGRESOR SE HIZO PASAR POR LA VÍCTIMA

Ante esta situación se solicitó los documentos y se pudo verificar que para acceder a todo el proceso la persona que suplantó a “Pijy” presentó una credencial con todos los datos de la víctima, pero con su fotografía, además de ser atendida por una psicóloga de la fiscalía que supuestamente tampoco se dio cuenta de la suplantación de identidad.

“Al revisar su expediente Pijy se dio cuenta de que los documentos con los que se presentó la otra mujer correspondían a una novia actual de su agresor a quien reconoció inmediatamente y corresponde a una mujer cuya identidad verdadera es Karla N. Con esa comparecencia Plácido logró que el juez de control Omar Morales Simón revocara la orden de aprehensión contra el imputado. Nadie corroboró que la persona que se presentó fuera la misma quien presentó la denuncia a pesar de que la identificación oficial de la víctima obra en el expediente”, explicó Joaquín Galván.

Actualmente, el expediente cuenta con dos credenciales de identificación de dos personas distinta con los mismos datos: “Pijy” la víctima, y la   novia del agresor cuya foto de la identificación obvia que se trata de una mujer distinta. Ahora la joven no sólo tiene que luchar para que su expediente se reabra y que se restituya la orden de aprehensión, también tiene que probar que ella es la verdadera “Pijy”, ya que ni el juzgado ni la fiscalía local verificaron la identidad de la mujer, por negligencia o por abierta corrupción, acusa.

La exigencia de “Pijy” es que se restituya la orden de aprehensión en contra de su agresor Placido “N”, que se sancione a todos o quienes fueron parte de la suplantación de identidad, que se realicen las investigaciones internas propias de la FGEO y el Poder Judicial de Oaxaca para saber cuáles fueron los alcances de participación del personal en la suplantación de identidad de la víctima. Y además que se emitan medidas cautelares a “Pijy”, la víctima.

CATEGORIES
Share This
error: Este contenido está protegido!!