CONTRAFUEGO … “Legisladores bajo acoso” por Aurelio Ramos Méndez

 

Ya es indispensable ponerles un ¡hasta aquí! a quienes, dizque en uso de su libertad y so pretexto de proteger la democracia y la Constitución, olímpicamente violan la independencia y autonomía de los legisladores, tal como se vio en el trámite de las reformas legales sobre la Guardia Nacional.

Los diputados y senadores, es cierto, no constituyen el estamento más apreciado y respetado en la sociedad; pero, guste o no, son representantes populares con derechos, atribuciones y prerrogativas, y sin más jefes que sus electores.

A lo largo de las deliberaciones sobre la Guardia los legislados fueron ninguneados, presionados y hasta amenazados de manera desembozada por presidentes de partidos, coordinadores de bancadas, líderes de opinión y hasta dirigentes empresariales.

Destacaron en la embestida el panista Marko Cortés y el perredista Jesús Zambrano, y los dirigentes empresariales Claudio X. González y Gustavo de Hoyos. 

Intentaron estos personajes, con total impunidad, torcerles la mano a los legisladores con objeto de que votaran las modificaciones legales en función de intereses no de la población general, sino de partidos y grupos políticos.

En este deplorable escenario de acoso y amenazas, exhibieron pusilanimidad los presidentes camerales Santiago Creel y Alejandro Armenta, responsables por mandato constitucional de velar por la inviolabilidad de los congresistas, pero cuya intervención no se vio por ninguna parte.

El expresidente de la Coparmex, De Hoyos, dijo que la iniciativa de adscribir la Guardia Nacional a la Defensa o prolongar hasta 2028 la participación del Ejército en tareas de seguridad pública, va en contra de los acuerdos fundacionales de la alianza Va por México.

Y, por lo mismo –agregó, sin el menor recato–, “ya en este momento estamos comunicándonos con cada uno de las y los diputados, con cada uno de las y los senadores para exigirles en primera persona”, que votaran en contra del proyecto. 

El exdirigente patronal llamó traidores a los miembros del PRI anuentes con los cambios, y, como sin querer queriendo, les advirtió a los legisladores que si llegasen a buscar la relección “los veremos en las urnas”.

Conforme a la Carta Magna –se ha dicho hasta la exasperación–, los diputados y senadores son representantes populares, no de los partidos políticos y menos aún de membretes empresariales.

Los partidos sólo son medios para el ejercicio de los derechos políticos de los ciudadanos.

Resulta lamentable, no obstante, que ni los propios legisladores –de todos los partidos– tienen cabal conciencia de su función y sus derechos.

Por ello, consienten la aberración política de recibir órdenes de cualquiera y obedecer ganaderamente indicaciones para votar en bloque y en tal o cual sentido, soslayando el interés de sus representados.

La cosa ya llegó demasiado lejos. Los presidentes de partidos firmaron la alianza Va por México y comprometieron el voto de los legisladores como si fuera de su propiedad.

Significa un patente abuso, ante el cual cabe preguntar: ¿quién les dio derecho para ello?

¿Creen que sus acuerdos de coalición están por encima de la carcasa de inviolabilidad con que Carta Fundamental blinda a los legisladores?

Y si los ningunean y hasta regañan, ¿en qué parte de la Constitución leyeron que los diputados y senadores pueden ser reconvenidos por su desempeño?

Según de Hoyos, los legisladores panistas, priistas y perredistas que apoyan los cambios legales sobre la Guardia violan acuerdos institucionales asumidos en la alianza Va por México. 

Con el celo que uno imagina en quien poseyese la estela original del Código de Hammurabi, expresó: “Yo tengo firmado y documentado el instrumento en el cual el Presidente del PRI y su secretaría se comprometen justamente a lo contrario que dice la iniciativa”.

¡Ya basta! Los mexicanos hemos normalizado por completo la violación de los derechos de los representantes populares de todas las formaciones políticas, lo mismo de las bancadas oficialistas que de la oposición. 

Lo cual ha dado pie al surgimiento de personajes que se llenan la boca exigiendo protección a la democracia y respeto a la Constitución, mientras zapatean un vigoroso jarabe sobre la Constitución y las leyes y reglamentos del Congreso.

Comprometer de antemano el voto de los miembros del Congreso o declarar una moratoria en el trámite de iniciativas provenientes del Ejecutivo –como ha hecho la oposición— constituye una grosera muestra de primitivismo.

Implica la renuncia al empleo de la palabra como herramienta de comunicación, en procura de acercamiento entre distintas nociones políticas, la razón de ser del parlamento.

El mérito del arreglo en el asunto de la Guardia Nacional correspondió a la diputada Yolanda de la Torre, quien formalmente en uso de su autonomía e independencia de criterio ideó la manera de sacarle las castañas de la lumbre al Presidente López Obrador.

Gracias a esta priista de Durango el partido del gobierno se anotó un triunfo al sacar adelante los polémicos cambios. ¡Lástima que para ello tuvo que aceptar la sospechosa maroma del priismo que cobija a ese pillo de siete suelas que es Alejandro Alito Moreno! 

No pasará mucho tiempo, sin embargo, antes de que veamos si la impunidad del dirigente nacional del PRI es la factura a pagar por el inopinado respaldo.

De ser así, el precio habría sido demasiado caro.

BRASAS

La llaman suspensión, pero es inhumación.

Echando espumarajos y bufidos, los administradores de Va por México declararon la “suspensión” de esta alianza, debido al apoyo priista al gobierno federal en el tema de la Guardia Nacional.

Se engañan y pretenden engañar al respetable. Desde hace rato la coalición era un cadáver y el respaldo tricolor ahora es el último clavo en el féretro de este negocio empresarial y partidista.

Tan mal les salió la jugada a Claudio X. De Hoyos, Marko Cortés y Jesús Zambrano, que prominentes miembros de la oposición han sumado su anuencia a que la GN ejerza labores de seguridad pública.

Uno de ellos, el panista gobernador de Durango José Rosas Aispuro, quien reconoció el trabajo de militares y marinos.

Que la Guardia se incorpore a la Defensa “garantiza que esta institución pueda perdurar y que tengamos mejores instrumentos para combatir la inseguridad”, dijo.

Y agregó:

“Se los digo como gobernador y como ciudadano duranguense. Porque lo he vivido. Y las cosas, para poderlas decir, para sentirlas… Solo cuando las vivimos es cuando podemos hablar con la calidad moral”.

Rosas Aispuro le agradeció al Presidente su respaldo en materia de seguridad.

“Hace años no teníamos estas condiciones. Hoy, desde luego que hay problemas, pero tenemos una de las entidades más seguras del país, y esto ha sido gracias al apoyo que tenemos de nuestro Ejército Mexicano y de la Guardia Nacional”.

Otro gobernador, el queretano Mauricio Kuri –oriundo de Veracruz y panista sin credencial—de plano pidió deshacer Va por México, coalición de la cual –dicho sea de paso—él aspira a ser candidato a la grande.

“La dirigencia del PRI rompió los compromisos que nos unían. Faltó a su palabra. Así no es posible continuar con la Alianza pactada. 

“Bajo estas circunstancias, es mi deber político y moral señalar que no es posible, ni deseable continuar con esa alianza bajo los términos establecidos”, expresó.

Con dilatada carrera bajo las siglas del PAN y hasta coordinador de senadores panistas sin ser militante de este partido, Kuri nomás no quiere al PRI en el tambache de membretes.

Habrá que ver si los panistas y perredistas admiten que se equivocaron.

Si, como el presidente López Obrador, tienen la decencia de decir: “Si se equivocó San Sebastián, que era de guayacán…”.

————————————-

En el trámite legislativo sobre la Guardia Nacional Ricardo Monreal emuló a la proverbial vaca suiza, esa que da hasta veinte litros de leche, pero al final… la riega. 

Hizo todo bien, mas como corolario votó abstención, que en la práctica parlamentaria no existe, porque de hecho cuenta como voto en contra. 

Monreal se mostró, así, como un político tibio, sin definiciones, un logrero más tratando de quedar bien con todos. 

Se ganó merecidas recriminaciones del Jefe del Ejecutivo y sus copartidarios, y un dardo envenenado de Rubén Moreira: “Él tiene un corazón priista”…

Días antes, el zacatecano había sido blanco de duras críticas de senadores de oposición indignados porque en actitud digna de encomio no se prestó a ser títere de jugadas contra Amlo y la 4T.

Monreal se negó ser aupado a la presidencia senatorial, en lugar de su copartidario Armando Armenta, lo que llevó al expanista y exmorenista Germán Martínez Cázares a la tontería de decirle que perdió toda posibilidad de competir en 2024.

Desde los predios de Morena el de Fresnillo también ha sido ruda pero directa y abiertamente atacado, entre otros por Martí Batres.

Este legislador lo acusó de chantajista, desleal, malagradecido y otras lindezas, y le dijo, de frente, que sus copartidarios han tenido con él demasiadas consideraciones.

Con tantos y tan francos desafectos, ¿de dónde saca Monreal que existe una campaña en su contra, pagada con dinero público y maquinada por asesores extranjeros, tal como acaba de denunciarlo en un video zancadilleando a Claudia Sheinbaum?

¡Un poco de seriedad, caramba!

—————————————–

Con la precisión, objetividad y limpieza de miras que la nación entera le conoce, el expresidente Felipe Calderón criticó la decisión del gobierno federal de inmunizar a 3 millones de niños, de 5 a 11 años, con la vacuna cubana Abdala.

“Es, otra vez, un favor económico a Cuba poniendo en riesgo la salud de los niños mexicanos. La vacuna no está aprobada, porque no es vacuna. Incalificable. Demencial”. Esto dijo, instalado en la ruindad, el exmandatario.

Tuvo que haber ingerido algún raro y potente brebaje intoxicante. No se explica de otra manera tanta malignidad.

Por intensos que sean sus prejuicios ideológicos, nadie que no se halle en un estado de conciencia alterado puede combatir el noble esfuerzo de intentar proteger la salud de los niños.

Peor. Nadie en su sano juicio puede atribuirle a un adversario político un grado tal de perversidad como para presumir afanes de dañar a millones de infantes.

El biológico Abdalá ha sido aplicado a millones de niños de Cuba y otros países, y, hasta donde se sabe, no se han producido decesos directamente relacionados con este hecho.

Por fortuna, los mexicanos ya conocemos las motivaciones políticas y, sobre todo, el tino con que Calderón suele hacer pronósticos.

En febrero de 2021 nos dijo que, al ritmo que llevaba la vacunación, 70 por ciento de la población quedaría inmunizada en 2155. “Nada más faltan 134 años”. 

¡Y pensar que en sus manos estuvo el timón del Estado durante seis años!

————————————–

Ojo con los gobernadores salientes. Aprovecharán hasta el último segundo de su mandato para raspar olla del poder y cometer toda suerte de tropelías.

Es el caso del tamaulipeco Francisco García Cabeza de Vaca, a quien el mandatario electo Américo Villarreal ya acusó de sustraer –a lo Trump—documentación oficial importante.

“Los funcionarios buscan seguir robando a los tamaulipecos”, dijo Héctor Joel Villegas, colaborador del próximo gobierno.

Añadió:

“Es una situación vergonzosa. Las fotografías no mienten. En medios de comunicación circulan imágenes en las cuales se muestra que han retirado hasta el domo del Palacio de Gobierno y se han llevado los arcos sanitizantes usados para prevenir la covid-19. Y que, descaradamente, sacan cajas de documentos de las oficinas gubernamentales”.

Son numerosas las maniobras de los gobiernos salientes para protegerse fuera del poder. 

Desde nombrar compinches en puestos transexenales, cometer peculado y robarse bienes públicos, hasta hurtar documentación que pueda incriminarlos, repartir notarías a parientes e incondicionales, conceder amnistías y blindarse mediante cambios legislativos…

Cuidado.

RESCOLDOS

Marcelo Ebrard está hoy bajo los reflectores y frente a una gran oportunidad de lucimiento. Encabezará junto con su par estadunidense, Antony Blinken, el Diálogo Económico de Alto Nivel México-Estados Unidos. Le exigirá al gobierno gringo que cumpla su compromiso de frenar el tráfico de armas hacia México. Más nos vale que tenga éxito, por el bien no sólo de su condición de presidenciable sino de la seguridad de los mexicanos…

aurelio.contrafuego@gmail.com

 

……………………………………………………………………

 

 

CATEGORIES
Share This
error: Este contenido está protegido!!