Científicos encuentran vacuna terapeútica contra el cáncer: destruye células cancerosas

Científicos encuentran vacuna terapeútica contra el cáncer: destruye células cancerosas

Un paso importante en la lucha contra el cáncer es el que dieron los investigadores de la Universidad de Chicago, quienes han desarrollado una nueva vacuna terapéutica que emplea las propias células tumorales del paciente para generar inmunodeficiencia y así destruir a la enfermedad desde dentro.

Los expertos sostuvieron que hicieron las pruebas en ratones y emplearon las células de melanoma de estos animales para modificarlas y que así creen una proteína llamada factor de crecimiento endotelial vascular C, o VEGF-C. Una vez hecho este paso, inyectaron el contenido de nueva cuenta, con lo que lograron atraer y activar las células inmunitarias.

Los resultados fueron sorprendentes, ya que su descubrimiento condujo a la prevención del crecimiento del tumor en todos los ratones. También condujo a una memoria inmunológica, que impidió el crecimiento de nuevos tumores cuando se reintrodujeron 10 meses después.

Un método más seguro y barato

Los investigadores explicaron que su método aprovecha los beneficios de la activación de los vasos linfáticos locales para obtener una respuesta inmunitaria más robusta y específica contra las células tumorales en comparación con las estrategias inmunoterapéuticas que estimulan el sistema inmunitario de forma general. En teoría, comentaron, esto evitaría los efectos secundarios comunes de los estimulantes inmunitarios, como la inmunotoxicidad e incluso la muerte.

Los científicos puntualizaron que más que una medida preventiva, se trata de una vacuna terapéutica, lo que significa que activa el sistema inmunitario para destruir las células cancerosas en cualquier parte del cuerpo.

Melody Swartz, quien dirigió la investigación, refirió que incluso este tratamiento es menos costoso y más seguro; el siguiente paso es probar esta estrategia en los cánceres de mama y de colon, después, buscarán llevarla a ensayos clínicos. sus resultados se publicaron en la revista Science Advances.

 

Esta nota originalmente se publicó en El Heraldo de México

 

CATEGORIES
Share This
error: Este contenido está protegido!!