Acuíferos del Valle Central, contaminados por descargas de aguas negras: Conagua

Acuíferos del Valle Central, contaminados por descargas de aguas negras: Conagua

La zona metropolitana de la ciudad de Oaxaca de Juárez se encamina a quedarse sin agua.

El Sistema Operador de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado (SOAPA) no tiene ningún proyecto a corto, mediano o largo plazo que garantice el suministro de este vital líquido a casi un millón de habitantes.

De acuerdo con estudios hídricos, que dimos a conocer el pasado viernes, la ciudad no tiene agua suficiente y está a punto del colapso.

El Sistema Operador de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado sólo puede abastecer el 33% del agua que se requiere los capitalinos y habitantes de la zona conurbada.

Ante ello, el 40% de la población se abastece con pipas, pero los usuarios corren en riesgo de enfermarse, porque el agua que se comercializa no es potable.

Una investigación de campo realizada por la revista digital Emeequis, publicada este viernes, denuncia que la sombra de la crisis del agua está muy cerca para la ciudad de Oaxaca, y las autoridades federales y estatales han guardado silencio sobre el caso.

Y de acuerdo con documentos oficiales, Oaxaca capital se encamina al desabasto de agua para la población debido a que las autoridades estatales abandonaron proyectos como la construcción de de la presa “Paso Ancho”, situada entre Sola de Vega y San Vicente Coatlán, que garantizaría el abasto de agua a los capitalinos para los proximos 50 años.

Dado el crecimiento demográfico de la ciudad de Oaxaca y su zona conurbada, actualmente se demanda el abastecimiento de mil 200 litros por segundo (lps) de agua potable.

Sin embargo, las fuentes existentes se ven limitadas por lo que sólo es posible suministrar 400 lps, generando un déficit de 800 lps.

La problemática se agrava porque la Conagua admite que “no se cuentan con estudios actualizados para definir las estrategias y acciones que contribuyan a definir un proyecto integral para el abastecimiento de agua potable a la ciudad de Oaxaca y zona conurbada.

Como resultado de la falta de agua, SOAPA tiene que recurrir a los tandeos en el servicio, el cual consiste en programar el abastecimiento de algunas colonias solamente durante determinados días, y cortar el suministro en por semanas o meses poder abastecer a otras zonas.

Esto ha ocasionado el incremento en las inconformidades de los usuarios por no contar con un servicio continuo de agua potable.

Este lunes, vecinos de la agencia municipal de Pueblo Nuevo bloquearon por segunda ocasión la carretera Panamericana y retuvieron a funcionarios de la Secretaría de Gobierno, en demanda de que SOAPA les suministre el vital líquido que han dejado de recibir desde hace 8 semanas.

Como Pueblo Nuevo, las restantes seis agendas municipales y seis de policía, con sus respectivas colonias, padecen la misma situación.

Los gobiernos federal y estatal no tienen propuestas, estrategias y acciones que permitan definir un proyecto integral para el abastecimiento de agua potable en el estado.

Debido a la sobreexplotación del manto acuífero, el volumen de las fuentes existentes está limitado. Ya no es posible extraer mayores caudales; tampoco es posible pensar en mayores extracciones de agua en la periferia del acuífero o en las zonas aledañas, a donde se han manifestado conos de abatimiento, ya que afectaría el flujo subterráneo hacia el valle de Zimatlán”, reporta la Conagua.

Cada vez se tiene que perforar más profundo, sin embargo, el agua no tiene las mejores condiciones para su uso y consumo, pues la calidad del agua subterránea está siendo afectada seriamente por el alto contenido de fierro y manganeso.

Además las fuentes superficiales existentes, ubicadas en los ejidos de San Agustín Etla y San Felipe del Agua, presentan problemáticas sociales, debido a la exigencia de pagos excesivos por el permiso de utilizar los terrenos.

No solo es poca el agua disponible, sino la que hay no se cuida y está contaminada, reconoce Conagua.

La calidad de las aguas superficiales, se ve afectada por las descargas residuales de las principales poblaciones asentadas en los valles, y que son vertidas sin tratamiento previo a los cauces del río Atoyac y Salado”, admite la Conagua.

Con el paso de los años el suministro se ha complicado y se han hecho pocas inversiones.

No aumentan las fuentes de abastecimiento pero se incrementa la demanda de agua por la construcción de nuevas colonias, además se registran desperdicios por la infraestructura hidráulica deteriorada.

El Organismo Operador presenta problemas de eficiencia, no cuenta con un padrón de usuarios actualizado y tiene baja recaudación por el pago de servicios.

Derivado de no contar con un servicio continuo y seguro del servicio de agua potable, los usuarios han dejado de pagar el servicio proporcionado por el Organismo Operador, ya que tienen que recurrir a la compra de agua en pipas de manera continua, incrementando con ello sus gastos familiares, indica el análisis de Conagua.

La recaudación por el pago del servicio de agua potable, se ha visto reducida hasta en un 40% por parte del  padrón de usuarios, por lo que no hay recursos para nuevas inversiones hidráulicas, y disminuyen los recursos para la operación y mantenimiento de la infraestructura existente.

La crisis del agua llegó a Oaxaca y los gobiernos de la Cuarta Transformación, federal y estatal no tienen una solución en el corto ni en el mediano plazo, pero tienen la mira puesta en 2024 y no en solucionar la grave escasez de agua.

 

…………………………………………….ALMD……………………………………………………

 

CATEGORIES
Share This
error: Este contenido está protegido!!