Tribunal ordena liberar a Maricela, mujer tzotzil sentenciada a 25 años de prisión por asesinar a su agresor en Chiapas

Tribunal ordena liberar a Maricela, mujer tzotzil sentenciada a 25 años de prisión por asesinar a su agresor en Chiapas

La joven de 26 años es acusada por el delito homicidio calificado por asesinar a su entonces esposo cuando éste la atacó con un machete dentro de su vivienda

 

La Sala Mixta de San Cristóbal de Las Casas del Poder Judicial de Chiapas ordenó la inmediata liberación de la tzotzil Maricela López Bautista, quien enfrenta una sentencia de 25 años de prisión por asesinar a su cónyuge cuando éste la atacó con un machete dentro de su vivienda.

El Tribunal Superior de Justicia informó en un comunicado que la resolución se emitió “en estricto apego a derecho y en concordancia con lo establecido por el protocolo para juzgar con perspectiva de género emitido por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SJCN)”.

Con base en ese criterio jurisdiccional, indicó el Tribunal, Maricela en una primera instancia fue encontrada responsable del homicidio de su entonces esposo.

“Sin embargo, atendiendo a la impartición de justicia con perspectiva de género, la Sala de San Cristóbal priorizó la defensa de su integridad, la protección de sus menores hijos y el estado de gravidez al momento de los hechos”.

De acuerdo con esos principios jurídicos, “se analizaron los conceptos de agravio de la quejosa, en estricto apego a derecho, además de los tratados internacionales en la materia, sentando un precedente al ejercer un razonamiento jurídico con enfoque de derechos humanos”.

Ello, “como muestra del trabajo que se impulsa en materia de género desde el seno del Consejo de la Judicatura, al interior del Tribunal Superior de Justicia, quien pondera a mujeres, niñas, niños y adolescentes como un interés superior”, enfatizó el STJ de Chiapas.

El poder Judicial resaltó que estas acciones de equidad de género y de ponderación del interés superior de los menores, niñas y niños, se aplican en el gobierno del mandatario Rutilio Escandón Cadenas, y en el STJ, con la actual representación del magistrado presidente Guillermo Ramos Pérez.

Maricela fue recluida el 22 de noviembre de 2019 y sentenciada a 25 años de prisión por el homicidio de su pareja sentimental Juan “N”. Ella se defendió cuando el hombre la atacaba con un machete.

La abogada Marcela Fernández Camacho, de la Colectiva Ceresa, argumentó que el caso se enmarca en la legítima defensa.

Ese día, refirió, Maricela, que es monolingüe, “fue atacada con un machete. Estaba embarazada de seis meses, y sus otros dos hijos menores de edad se encontraban dentro de la vivienda”.

“Juan “N” la encerró, atrancó la puerta, afiló el machete, después empezó a atacarla; ella se defendió con un leño, derivado de lo cual el sujeto falleció”, relató.

Maricela de 26 años de edad, originaria del municipio de Chamula, fue sentenciada en el centro penitenciario de San Cristóbal de las Casas por el delito homicidio calificado.

Fernández argumento que se debió considerar jurídicamente que el caso se enmarcó en la  legítima defensa, por tanto Maricela tenía que ser absuelta en primera instancia.

En cambio, señaló, la jueza Dora Luz López la sentenció a 25 años de prisión sin considerar todas las pruebas que presentó la defensa.

Explicó que la defensa presentó la declaración de Maricela, un peritaje en antropología social con perspectiva de género que estableció que vivió en un contexto de violencia feminicida durante los tres años que estuvo con su pareja y que, además, enfrentó la indiferencia de las autoridades estatales y comunitarias para combatir la violencia de que era víctima.

Asimismo, un peritaje en sicología clínica fijo que en esos momentos la mujer estaba en un  estado sicológico emocional en el que vivía esa experiencia que, además, “es objetiva de una ataque feminicida y que tenía que defender su vida”.

Fernández Camacho afirmó que esas pruebas no fueron valoradas por la jueza, y sólo consideró un testigo singular que no tenía ningún soporte.

Además, agregó, ese testigo también vio cómo el occiso la amenazó, la regañó y “le empezó a reñir  que no le servía bien la comida, y la amenazó que la golpearía”.

Después empezó a escuchar la pelea, “vio la pelea, que en realidad se trataba de la defensa de Maricela”, contextualizó.

CATEGORIES
Share This
error: Este contenido está protegido!!