Presencia y ausencia del cuerpo; dos exposiciones en el MUAC

Presencia y ausencia del cuerpo; dos exposiciones en el MUAC

Las muestras, una colectiva y otra individual, cuestionan la maternidad y la frontera a través de instalaciones, videos, objetos y documentos

Miradas femeninas sobre la maternidad y la frontera desde el arte. Las exposiciones Maternar. Entre el síndrome de Estocolmo y los actos de producción, que reúne 47 obras de 36 artistas mujeres, y Atlas Western, de Chantal Peñalosa (1987), reflexionan sobre el cuerpo como un territorio complejo, incomprendido, a veces olvidado y sujeto a infinidad de presiones.

Estas muestras –una colectiva con obra de creadoras de distintos países y generaciones realizadas durante los últimos 20 años, que “hace evidente la precarización y la vulnerabilidad del trabajo reproductivo”, y otra individual hecha por una artista joven que se interesa en temas como el tiempo, la ausencia y lo fantasmal– se abren hoy en Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC), a partir de las
11:00 horas.

Resultado de una investigación de largo aliento, Maternar. Entre el síndrome de Estocolmo y los actos de producción desvela a la maternidad como un concepto en disputa desde muchas trincheras.

Descubrimos que nuestras ideas sobre la maternidad están tramadas desde un sistema patriarcal, capitalista y racializado”, afirma en entrevista Helena Chávez Mac Gregor, curadora de la muestra junto con Alejandra Labastida.

En un recorrido por las dos salas y la terraza que albergan esta propuesta plástica, que podrá visitarse hasta el 12 de junio de 2022, las historiadoras del arte detallan las instalaciones, los videos, objetos y documentos que cuestionan “las estructuras culturales, biopolíticas y económicas que sostienen la construcción patriarcal de la maternidad”.

Así, las artistas visuales invitan a reflexionar sobre el daño sicológico y físico de tener un hijo, la relación de la maternidad con el universo, la urgencia de una nueva educación sentimental desde el feminismo, otras maternidades posibles, las industrias de la fertilidad, la maternidad subrogada, las leyes y la discriminación de las que son víctimas las madres, entre otros temas.

La maternidad se vuelve, más que un tema, un punto neurálgico para la exploración de una serie de tramas no sólo sensibles y artísticas, sino también políticas, sociales, económicas y culturales”, concluyen las curadoras.

Participan artistas como Helen Benigson, Chto Delat, Claire Fontaine, Lenka Clayton, Colectivo NoSinMiPermiso, Moyra Davey, Flinn Works, Regina José Galindo, Ana Gallardo, Núria Güell, Cristina Llanos, María Llopis, Irene Lusztig, Mónica Mayer, Daniela Ortiz, Frida Orupabo, Irma Poma Canchumani, María Ruido y Carmen Winant.

Por su parte, la bajacaliforniana Chantal Peñalosa presenta la videoinstalación Atlas Western, en la Sala 3, que indaga en el lenguaje gestual y corporal del western y su migración a la cotidianidad.

En entrevista, la creadora explica que toma como punto de partida el llamado “Cine Pueblo”, un set cinematográfico que recreaba el Viejo Oeste, construido a las afueras de la fronteriza Tecate, su ciudad natal.

Fotos: Daniel Betanzos

La instalación se compone de un video grabado en las ruinas de “Cine Pueblo”, que recrea escenas estereotípicas de las películas, pero con la ausencia de sus cuerpos. El proyecto incluye una serie de obras escultóricas conformadas por los espacios negativos que se producen al adoptar las poses de los personajes en
los filmes.

Propongo la hipótesis ficticia de que este lugar fue abandonado, se cayó, no porque el western estuviera en declive como género cinematográfico, sino porque sus gestos masculinos más arquetípicos emigraron a la vida cotidiana, en personajes como narcotraficantes o agentes de la patrulla fronteriza”, indica.

Ésta es también una forma de hablar de la frontera que, para mí, cambia todo el tiempo, es fluctuante, implica varias miradas, tiene muchas aristas. Y Tecate es mi ficción sobre una ciudad que voy construyendo”, dice.

Atlas Western, que regraba con sonidos distintas escenas de filmes de este género en los escenarios abandonados para hurgar en la memoria colectiva, permanecerá en exhibición hasta el 27 de marzo de 2022.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excelsior

 

CATEGORIES
Share This