Pipa que explotó en Aguascalientes transportaba 35 mil litros de diésel

Pipa que explotó en Aguascalientes transportaba 35 mil litros de diésel

Tras el choque de la pipa con el tren, el combustible corrió como línea de fuego incendiando casas, comercios y los vehículos que encontró a su paso en la colonia México

 

La pipa que explotó la tarde de este jueves iba cargada con 35 mil litros de diésel; el combustible corrió como línea de fuego incendiando casas, comercios y los vehículos que encontró a su paso en la colonia México, en la ciudad de Aguascalientes.

Esta mañana, la gobernadora Teresa Jiménez Esquivel y el alcalde de Aguascalientes, Leonardo Montañez, recorrieron la calle Chihuahua a la que denominaron la “zona cero”, en donde comercios y locales que quedaron en ruinas. En el arroyo, banquetas y en las cocheras había calcinados y muebles achicharrados.

La tarde de este jueves una pipa fue impactada por el tren presuntamente al intentar ganarle el paso debajo del puente vehicular de la Avenida Aguascalientes, denominada «segundo anillo», en la colonia México.

El puente estuvo envuelto en llamas por cerca de 2 horas, a 800 grados centígrados, por lo que existe el riesgo de que pudiera colapsarse, de acuerdo a los análisis preliminares de Protección Civil del estado.

“Ante la magnitud del evento es un milagro que no haya habido víctimas fatales”, dijo el alcalde.

Cuatro personas fueron atendidas en los hospitales

Rubén Galaviz Tristán, secretario de Salud del estado, informó que cuatro personas fueron atendidas en los hospitales Hidalgo y Tercer Milenio a causa del siniestro, sin que presenten lesiones de importancia.

El conductor de la pipa Israel Alejandro, de 50 años de edad tiene lesiones en un brazo. La parte trasera del camión fue chocada por la máquina del tren cuando estaba a punto de cruzar las vías, debajo del puente.

El chofer procedente de Guadalajara se dirigía a la gasolinera Valero, que se encuentra en la avenida Aguascalientes y Cotorineas, cerca del lugar de la tragedia.

Israel Alejandro se encuentra a disposición del Ministerio Público por los delitos de lesiones y daños. En la zona se cuantificaron daños preliminares a 120 inmuebles, 15 de éstos por completo, y a 50 vehículos, 15 de ellos dictaminados como pérdida total.

Una clínica dental, una estética, una carnicería y un negocio quedaron en escombros.

La Fiscalía General del Estado convocó a las personas afectadas por la explosión para que acudan al Ministerio Público a presentar sus denuncias.

La gobernadora entró en contacto con los representantes de la empresa Valero, que, dijo, están dispuestos a reparar los daños. Asimismo, habló con el director de Ferromex, quien e ofreció que estará al pendiente. La mandataria dijo que Gobierno del Estado hará una bolsa con la Presidencia Municipal para apoyar a los damnificados.

Aún no se hacen los dictámenes para establecer los casos en los que será necesario demoler inmuebles y de aquellos que pueden ser ocupados por sus propietarios, quienes actualmente se encuentran con sus familias, en un templo cercano y en un albergue temporal del DIF municipal.

Al menos cuatro perros, varios gatos y aves fueron rescatados por personal de Seguridad y Amigos Pro Animal, que los resguardan hasta que sean reclamados por sus propietarios.

El acceso a la “zona cero” fue limitado por la Secretaría de Seguridad Pública; solo se permite el acceso a los propietarios a algunas fincas para ver las condiciones en la que se encuentran y recuperar sus documentos.

Las autoridades locales suspendieron las clases de la Primaria México y el Jardín de Niños Ana Freud Bernais hasta nuevo aviso, y ofrecieron apoyo psicológico para los vecinos y niños, quienes iban saliendo de clases en los momentos que se registró la explosión.

 

CATEGORIES
Share This
error: Content is protected !!