México volvió a aceptar hacer el “trabajo sucio”; recibirá a migrantes venezolanos: WOLA

México volvió a aceptar hacer el “trabajo sucio”; recibirá a migrantes venezolanos: WOLA

La Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA) criticó el acuerdo anunciado por México y EU, por el cual Washington se comprometió a aceptar a 24 mil migrantes venezolanos

 

México ha demostrado, una vez más, su disposición a “hacer el trabajo sucio” y “cumplir las órdenes de Estados Unidos en materia de aplicación de la legislación migratoria”, al aceptar recibir a los venezolanos que expulse la administración de Joe Biden bajo el título 42, advirtió hoy la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA), una de las principales ONG defensoras de los derechos de los migrantes.

WOLA criticó este jueves el acuerdo que anunciaron el miércoles México y Estados Unidos, por el cual Washington se comprometió a aceptar a 24 mil migrantes venezolanos que encuentren un patrocinador financiero, mientras que el gobierno mexicano recibirá a los que sean expulsados desde Estados Unidos por haber llegado sin autorización.

El objetivo del acuerdo es frenar el flujo migratorio de venezolanos, que no ha parado de crecer en los últimos meses. Las autoridades migratorias estadounidenses dijeron que en los primeros 11 meses del año fiscal del gobierno (octubre de 2021 a agosto de 2022), encontraron a 153 mil 905 venezolanos intentando cruzar a Estados Unidos. En septiembre llegaron a la frontera sur de Estados Unidos otros 33 mil.

“La aceptación, por parte del gobierno mexicano, de los venezolanos en el marco de las expulsiones del Título 42 demuestra una vez más su voluntad de cumplir las órdenes de Estados Unidos en materia de aplicación de la legislación migratoria, incluso a expensas de la seguridad y el bienestar de los migrantes y solicitantes de asilo”, lamentó WOLA.

La ONG recordó que el Título 42 es una medida que puso en marcha la administración de Donald Trump, bajo el argumento de que quería evitar la propagación del Covid-19. Sin embargo, se mantiene vigente, pese a que el gobierno de Joe Biden intentó suspenderla, debido a que una orden judicial lo impidió. El Titulo 42 permite expulsar de forma exprés a migrantes de México, Guatemala, El Salvador y Honduras de vuelta a México, en aras de la emergencia sanitaria. Sin embargo, a WOLA le preocupa que mientras el actual gobierno estadounidense alega, por un lado, que busca poner fin a esta medida, por el otro hace más grande el grupo de migrantes que pueden ser expulsados bajo estas circunstancias.

El gobierno mexicano, acota WOLA, ha intentado enmarcar este acuerdo como un éxito y ha subrayado el que el gobierno de Biden respondió a “la petición de México” de visados laborales adicionales -un aumento de 65 mil nuevos visados de trabajo temporales H2-B, incluyendo 20 mil para centroamericanos y haitianos. Sin embargo, a decir de la ONG, “parece claro que México ha aceptado una vez más la petición de Estados Unidos de recibir miles de migrantes y solicitantes de asilo no mexicanos adicionales en sus ciudades fronterizas.

Durante los primeros 11 meses del año fiscal 2022 (de octubre de 2021 a agosto de 2022), los ciudadanos de México, Guatemala, Honduras y El Salvador fueron expulsados a México bajo el Título 42 más de 960 mil veces. Este elevado número de migrantes y solicitantes de asilo ha desbordado los albergues y proveedores de servicios mexicanos y ha expuesto a esta población a graves riesgos y obstáculos para acceder a los servicios básicos”.

WOLA criticó que “el gobierno mexicano no ha salvaguardado el bienestar y la protección de los migrantes y solicitantes de asilo en la frontera”. También cuestionó al gobierno de Estados Unidos pues, a pesar de que  en el memorándum para poner fin a los Protocolos de Protección de Migrantes (Quédate en México), que obligaba a los solicitantes de asilo a esperar en México para sus audiencias de inmigración en Estados Unidos, hablaba de las evidencias de que quienes esperaban en México eran “sometidos a una violencia e inseguridad extremas a manos de organizaciones criminales transnacionales que se beneficiaban explotando las vulnerabilidades de los migrantes”, ahora Washington parece “no tener reparos en aumentar el número de migrantes que estarán expuestos a graves peligros al ser expulsados a México”.

7.1 millones de venezolanos han abandonado su país en los últimos años, lo que significa que casi una cuarta parte de la población total ha huido debido a la crisis de derechos humanos y la emergencia humanitaria. Si bien alrededor del 80% de los venezolanos se han establecido en otros lugares de América Latina y el Caribe, la falta de oportunidades económicas agravada por el Covid-19 y la actual crisis humanitaria en el país ha hecho que muchos más venezolanos se desplacen con la esperanza de entrar en Estados Unidos.

“La administración Biden”, lamentó la ONG, “sigue apostando por políticas de aplicación de justicia primero, que restringen el acceso a la protección en la frontera, exponen a los migrantes y solicitantes de asilo a graves peligros y abusos, y externalizan las obligaciones de Estados Unidos a México”.

CATEGORIES
Share This
error: Este contenido está protegido!!