IP de EU acusa que México ha violado acuerdos del T-MEC

IP de EU acusa que México ha violado acuerdos del T-MEC

El sector privado de Estados Unidos acusó que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ha violado el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) en al menos 12 capítulos del acuerdo comercial que entró en vigor en julio de 2020.

Mediante una carta enviada por 19 organismos del sector privado del país vecino del norte a la nueva Representante Comercial de Estados Unidos, Katherine Tai,exigieron iniciar un proceso de consultas con México por diferentes irregularidades.

“Le escribimos para agradecerle su atención en su audiencia de confirmación a las variadas y crecientes inquietudes en muchas industrias estadounidenses, desde la agricultura hasta la energía, la tecnología y el cuidado de la salud, con respecto al acceso a los mercados en México”, señalaron los inconformes.

Expusieron que existen numerosas acciones del gobierno de México que ponen en duda su compromiso de cumplir con sus obligaciones bajo el T-MEC, por lo que pidieron el apoyo de la autoridad de Estados Unidos, para revisar las posibles violaciones del acuerdo.

“Durante el último año, el gobierno de México ha promulgado, y en algunos casos finalizado, muchas leyes, regulaciones, decretos y normas que colocan a las empresas estadounidenses en una gran desventaja con respecto a sus competidores”, afirmaron.

En materia de energía el sector privado de Estados Unidos recordó que, durante el último año, el presidente López Obrador ha dictado una serie de medidas regulatorias y administrativas sobre restringir la competencia de la inversión privada, extranjera y nacional con empresas estatales mexicanas (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

“Este impulso comenzó con un memorando del 22 de junio de 2020, donde el presidente López Obrador que ordena a las agencias reguladoras de energía mexicanas que favorezcan a Pemex y CFE sobre la inversión privada en todos producción y generación de energía, pero se ha elevado drásticamente en los últimos meses con un esfuerzo legislativo muy preocupante para acelerar las reformas la Ley de la Industria Eléctrica que perjudicará directamente a la energía de Estados Unidos y empresas del mercado mexicano”, sostuvieron.

Recordaron que el T-MEC incorporó las reformas constitucionales de México relacionadas con las telecomunicaciones, incluidos los compromisos para establecer un mercado competitivo en el sector y mantener un regulador independiente, autónomo y especializado.

“Nos preocupa el apoyo público del presidente Andrés Manuel López Obrador para eliminar o absorber en el Poder Ejecutivo ciertos reguladores independientes y autónomos, incluyendo el de telecomunicaciones y el regulador de radiodifusión (IFT) y el regulador antimonopolio (Cofece). Estás propuestas son contrarias a los artículos 18.6 y 18.7 del T-MEC”, resaltaron.

Agregaron que preocupa la tendencia creciente de políticas en México que carecen de la transparencia y estabilidad necesarias para que las industrias biofarmacéutica y biotecnológica continúen exportando productos estadounidenses a México.

“Estas acciones no parecen coherentes con el lenguaje clave del T-MEC, incluidas las disposiciones sobre aprobaciones reglamentarias para productos biofarmacéuticos (Anexo 12-F) sobre productos biotecnológicos agrícolas”, refirieron.

Destacaron que en violación de las disposiciones del T-MEC, como los artículos 14.4, 14.10, 15.3 y 19.4, que prohíben los requisitos de desempeño y exigen que México otorgue un trato no discriminatorio; “en lugar de, los formuladores de políticas mexicanos deben fomentar los mercados abiertos, las inversiones y las colaboraciones”.

Indicaron que monitorean de cerca los desarrollos relacionados con el contrato que México firmó con Estados Unidos y la Oficina de Servicios de las Naciones Unidas (UNOPS), para la compra pública de medicamentos que no se alinean con la de México obligaciones bajo el Capítulo 13.

“Las acciones de México y UNOPS plantean inquietudes con respecto a la transparencia, seguridad y coherencia con las mejores prácticas internacionales y las obligaciones comerciales de México, incluidas las disposiciones en los capítulos 11 (OTC) y 20 (PI) del T-MEC”, apuntaron.

Agregaron que preocupa el uso del gobierno de México de acciones regulatorias que no se basan en ciencia, y qué no están alineados con el trabajo en curso en la Comisión del Codex Alimentarius (Codex) para desarrollar directrices globales claras.

“Estas acciones van desde regulaciones de etiquetado de alimentos no basadas en ciencia y algunas prohibiciones directas de ciertos alimentos. Estas acciones no se alinean con los compromisos mexicanos bajo Capítulo 11, ni con el principio más amplio de la OMC en virtud del artículo 2.2 del acuerdo.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Share This
error: Este contenido está protegido!!