General Motors parará la producción en su planta de Silao, Guanajuato

General Motors parará la producción en su planta de Silao, Guanajuato

La gigante automotriz dio a conocer los problemas de suministro que llevarán a un cierre temporal entre el 29 de agosto y 5 de septiembre

 

La empresa automotriz estadounidense General Motors (GM) informó este viernes 26 de agosto que realizará un paro técnico de actividades entre el 29 de agosto y el 5 de septiembre de este año en su planta ubicada en Silao, Guanajuato, dentro del territorio mexicano.

Esta decisión fue tomada debido a los por problemas en la cadena de suministro que ha sufrido la multinacional norteamericana, principalmente en la importación de chips, un problema que también sufren en la sede principal.

Apenas el pasado mes de abril, la fábrica de Fort Wayne, ubicada en Estados Unidos, realizó un paro de labores en dos modelos icónicos durate dos semanas por falta de chips, concretamente en los pickups Chevrolet Silverado y GMC Sierra. En aquel momento informaron que Silao seguiría produciendo estas camionetas.

En esta ocasión y a través de un comunicado emitido a primera hora, la empresa informó que la producción de sus fábricas en Norteamérica ha sido relativamente estable desde el tercer trimestre del año pasado, pero las interrupciones en la distribución de componentes a corto plazo continúan, por lo que decidieron ajustar la producción en las dos locaciones.

Ahora fue la planta ubicada en Silao la que tuvo que detener sus laboras, la cual emplea de forma directa a 21 mil trabajadores y produce las pickups grandes de la marca como Chevrolet Cheyenne, Silverado y GMC Sierra.

De igual forma, General Motors no detalló si estas medidas podrían afectar a más plantas en la región a futuro, pues actualmente la empresa estadounidense tiene fábricas en los siguientes estados: Coahuila, Estado de México, San Luis y la mencionada de Guanajuato.

En la Estados Unidos, las ventas de vehículos nuevos se desplomaron más de 21% en el segundo trimestre del 2022, ya que la escasez global de semiconductores se ha vuelto una constante y ha causado problemas de producción para la industria.

General Motors había reportado una caída del 15% en sus ventas, pues la escasez global de chips de computadoras y otras piezas obligó a la compañía a producir 95.000 vehículos sin ciertos componentes.

La industria automotriz no es la única que se ha visto afectada por la escasez de chips, pues además de los teléfonos inteligentes, las tarjetas de crédito también han recibido un impacto en su producción de plásticos.

De acuerdo con una investigación desarrollada por ABI Research, firma global de inteligencia tecnológica, la falta de chips a nivel mundial podría provocar que en 2022 unas 740 millones de tarjetas de pago (débito y crédito) queden obsoletas en todo el mundo.

Por otro lado, General Motors fue una de las empresas que se posicionó alrededor de la Reforma Eléctrica del presidente Andrés Manuel López Obrador, pues en voz del presidente y director general de la fabricante en México, José Francisco Garza Rodríguez, se expresó la preocupación por el futuro del uso de energía renovable en México y dijo que, sin una base legal sólida, la inversión automotriz peligraría en el país.

“Lamentablemente, si no se dan las condiciones, México no será un destino de inversión, porque no se darán las condiciones que nos permitan cumplir con nuestro objetivo de tener cero emisiones en el largo plazo”, dijo Garza Rodríguez, en el marco de la Convención Anual del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) a finales de 2021.

CATEGORIES
Share This
error: Este contenido está protegido!!