EU y China van por Marte… pero Japón ganaría el espacio

EU y China van por Marte… pero Japón ganaría el espacio

Estados Unidos y China gastan miles de millones de dólares en una carrera para poner a los humanos en Marte, pero a la par, Japón prefiere misiones de bajo perfil en la dirección opuesta por una fracción del precio.

Una sonda de 290 millones de dólares orbita alrededor de Venus para recolectar información acerca de la abrasadora atmósfera, lo que podría pronosticar el futuro de la Tierra; una misión en colaboración con Europa medirá el campo magnético de Mercurio; otra nave avanza hacia un asteroide para buscar agua.

Con un presupuesto inferior al 10 por ciento del de la NASA, la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA) se dedica más a emprendimientos científicos con aplicaciones terrenales que a viajes espectaculares.

Los satélites de la JAXA siguen los movimientos de la corteza terrestre para predecir erupciones volcánicas y terremotos, y sus astronautas están ayudando a un laboratorio de Tokio a hallar una cura para el cáncer.

“Definitivamente hay una carrera espacial: ¿Quién puede llegar a Marte primero?”, dijo el presidente de la agencia, Naoki Okumura, quien la dirige desde hace tres años. “Hay muchos debates, pero nosotros nos estamos enfocando en experimentos y herramientas a pequeña escala que son útiles para la vida cotidiana”.

El presupuesto de la agencia nipona es de 182 mil millones de yenes (1.62 mil millones de dólares) para el año que termina marzo, comparado con el presupuesto de la NASA de 19 mil millones de dólares este año fiscal.

“La industria espacial del mundo está cambiando”, dijo Okumura, de 71 años, exejecutivo de Nippon Steel. “Es difícil conseguir un presupuesto más grande, así que tenemos que trabajar con otros”.

NEC, cuyo negocio relacionado con el espacio comenzó hace 60 años, y Mitsubishi, que ha estado en la industria desde la década de 1960, son los principales fabricantes de satélites de Japón. NEC, con sede en Tokio, construyó la sonda de Kaguya que entró en órbita lunar en 2007 y las naves Hayabusa propulsadas por motores iónicos que estudian asteroides cercanos.

El próximo destino de JAXA es aún más lejos de Marte. La misión BepiColombo liderada por Europa despegará hacia Mercurio en 2018. Cuando llegue, seis años después, la sonda de JAXA estudiará el campo magnético del planeta y buscará agua en sus regiones polares, un posible signo de vida en el planeta más cercano al Sol.

“En un momento de restricciones presupuestarias, creo que Japón está logrando mucho”, dijo Peter Bond, consultor de IHS Jane’s Space Systems & Industry en Estados Unidos.

Más cerca de casa, Mitsubishi está montando una constelación de satélites para el sistema de navegación regional Quasi-Zenith.

El país invierte cerca de 190 mil millones de yenes para desarrollar un cohete llamado H3, que busca reducir sus costos de lanzamiento, una de sus debilidades frente a otros países. Mitsubishi Heavy también planea duplicar los lanzamientos a alrededor de ocho al año. El vuelo inaugural del H3 está fijado para 2020.

cuanto_cuesta_lanzar_un_cohete.
Con información de EL FINANCIERO
Share This
error: Este contenido está protegido!!