¿Estándar o automático, qué carro conviene comprar?

¿Estándar o automático, qué carro conviene comprar?

Desde hace algunas semanas se ha desatado una fuerte polémica en cuestión de las cajas de velocidades, puesto que uno de los principales fabricantes de autos a nivel mundial, Volkswagen, ha declarado que en los próximos años dejará de producir cajas estándar.

¿Qué es una caja automática y una estándar?

Una caja estándar es precisamente aquella que también se le denomina caja de cambios manual y que es la que ha predominado desde la misma invención del automóvil, estas cajas de velocidades están fabricadas y calibradas para que funcionen con diversos engranajes.

Una transmisión estándar o manual es una caja de cambios que no puede alterar la relación de cambio por sí sola, requiriendo la intervención del conductor para hacer esto. Por lo tanto, se diferencia de una transmisión automática, en que esta última sí puede cambiar de marcha de forma autónoma.

Hace algunas décadas, la caja de cambios automática, en conjunto con los motores, solían tener peores prestaciones y consumos que uno con caja de cambios manual. Actualmente, en algunos tipos de cajas de cambios automáticas se han logrado valores de consumo destacados, por otro lado, las automáticas que están basadas en convertidor hidráulico de par no superan la velocidad de cambio de una caja manual.

Desde la década de los ochentas, los modelos de automóviles pasaron a incorporar cajas manuales de cinco cambios (en la década de los noventas, fue un cambio radical, los autos de mayor valor se les incluyo la caja automática, dejando solo a los autos de bajo costo y modelos de entrada con caja manual.

¿Cuáles son sus ventajas y desventajas?

Como todos sabemos, para efectuar el cambio de velocidades en la caja estándar o manual, es necesario oprimir siempre el pedal del embrague hasta el final de su recorrido de modo que la transmisión se desconecta del motor y así se eviten daños a la misma, además de facilitar el movimiento de la palanca (la cual siempre posee forma de pomo, rara vez se observa en forma de T).

Por lo regular, la palanca de velocidades se encuentra en el piso, salvo en algunos modelos de antaño que salieron con palanca de cambios en el tablero.

La transmisión automática llegó a revolucionar el mercado automotriz, puesto que esta nueva forma de manejo más cómoda y eficiente funcionaba mejor para las ciudades por la gran cantidad de vehículos circulando. Las cajas automáticas pueden encargarse por sí mismas de cambiar la relación a medida que el vehículo se mueve, liberando así al conductor de la tarea de cambiar la velocidad manualmente.

Un vehículo automático puede ser más adecuado para quienes están acostumbrados a la conducción urbana. No tener que presionar el embrague y apagarlo continuamente disminuirá la fatiga del conductor.

El vehículo estándar podría ser una buena opción si se viaja por carretera muy seguido, la sensación de manejo es muy distinta y se tiene más cuidado en las revoluciones del auto.

Pero lo cierto es que México sigue siendo un mercado de autos estándar,puesto que son los vehículos de los segmentos de entrada que más de venden, ya que son modelos mucho más baratos. Tenemos que considerar también que una caja automática es más cara de reparar que una caja estándar.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

 

CATEGORIES
Share This
error: Este contenido está protegido!!