Ejercicios de la old school que nadie haría hoy

Ejercicios de la old school que nadie haría hoy

Al igual que las hombreras de los 80’s y las luces en el cabello, algunos ejercicios pasan de moda, y por una buena razón. Aquí están los ejercicios que los entrenadores no recomendarían hoy en día, y sus más seguras y efectivas alternativas.

PALMADAS EN EL ESTÓMAGO
Algunos entrenadores pensaban que al golpear el estómago de alguien haciendo abdominales reforzaría los músculos de su torso, y se crearía una mayor contracción muscular.
La idea era que esto los llevaría a que su abdomen luciera mejor, pero las únicas personas que quizás lo encontraban funcional eran los peleadores de artes marciales mixtas (MMA, por sus siglas en inglés), porque ellos en realidad reciben golpes en la panza, comenta B.J. Gaddour, director de fitness de Men’s Health.

UNA MEJOR OPCIÓN: V-ABDOMINAL MODIFICADO
Prueba mantener la V-Abdominal si quieres recibir un golpe en el estómago.
“Es un ejercicio de estabilidad usado por gimnastas de élite para construir fuerza extrema en los músculos del torso,” comenta Gaddour. Y funciona. Después de todo, ¿cuántos gimnastas has visto sin una alta definición?
Hazlo: Recuéstate en el piso boca arriba o en una colchoneta con tus piernas estiradas y tus brazos en tus costados hacia abajo. Dobla las rodillas y levanta tus pies hasta que tus muslos estén perpendiculares al suelo.
Al mismo tiempo, contrae tus abdominales, levanta la cabeza y los hombros para que no toquen el piso, y levanta tus manos unos pocos centímetros para que se eleven cerca de tu cuerpo.
Para que el movimiento progrese, estira tus piernas y levántalas unos pocos centímetros del suelo. Tu cuerpo debe formar una larga línea.
Para llevarlo a otro nivel, coloca los brazos por encima de tu cabeza para que tu cuerpo tenga la forma de una banana.

JALÓN TRAS NUCA
El movimiento fue utilizado originalmente para enfocarse en la parte superior de la espalda y en los hombros. Pero los entrenadores pronto encontraron que los ejercicios colocan a las articulaciones de los hombros en una incómoda posición, aumenta las probabilidades de lesionarse esas áreas.
“El riesgo definitivamente no compensa el beneficio,” dice el doctor Brad Schoenfeld, Especialista Certificado en Fortalecimiento y Acondicionamiento Físico (CSCS, por sus siglas en inglés).

MEJOR OPCIÓN: JALÓN FRONTAL
Minimizarás los riesgos de lesionarte, e incrementarás la activación de tus músculos.

Hazlo: Siéntate en una estación de poleas, toma la barra con un agarre un poco más separado que el ancho de tus hombros. Sin mover tu torso, jala la barra hacia tu pecho mientras aprietas la parte superior de tus hombros. Haz una pausa, después regresa lentamente a la posición inicial.

GIRO CON BARRA
“Aparentemente, el cargar una barra en tus hombros y girar tu espalda hacia adelante y hacia atrás trabajaba tus oblicuos,” explica Tony Gentilcore, Especialista Certificado en Fortalecimiento y Acondicionamiento Físico, coproprietario del gimnasio Cressey Performance en Hudson, Massachusetts. Pero en realidad es más probable que dañe tu columna vertebral o golpees a otro usuario del gimnasio.
Mientras que tus oblicuos juegan un papel importante en la torsión de tu torso, ellos en realidad trabajan más duro cuando tratas de resistir el movimiento para protegerte la columna vertebral, así es como los debes de trabajar.

MEJOR OPCIÓN: PRESS ANTIROTACIÓN CON BANDA DE RESISTENCIA
Tus oblicuos no se torcerán durante el press antirotación con banda de resistencia. En vez de eso, deben luchar contra la banda de resistencia para evitar que tu torso rote.
Hazlo: Coge una banda de resistencia y átala alrededor de un poste justo debajo de la altura de tus hombros. Párate con tus pies separados al ancho de tus hombros, que el lado derecho de tu cuerpo quede de cara al poste.
Estira la banda en frente de ti para que quede justo frente a tu pecho. Sostenla con las dos manos, da un paso o dos para alejarte del poste y crear más tensión en la banda.
Estira tus brazos hacia el frente, alejando la banda de tu cuerpo.
Haz una pausa, y después retrocede el movimiento para que regreses a la posición inicial.
Con información de Mens Health

Share This
error: Este contenido está protegido!!