Ciclón Odette amenaza a una Indonesia ya afectada por lluvias

Ciclón Odette amenaza a una Indonesia ya afectada por lluvias

Las lluvias torrenciales que acompañaron al 4 de abril a Seroja, uno de los ciclones más destructivos en años en la región, obligaron a unos 20.000 habitantes a huir de sus hogares y provocaron grandes inundaciones.

Ahora un nuevo ciclón se dirige hacia Indonesia, amenazando con provocar nuevas inundaciones, advirtieron el viernes las autoridades del archipiélago que se recupera apenas de una tormenta que causó más de 200 muertos, entre ellos decenas en vecino Timor Oriental.

El ciclón tropical Odette debe verter lluvias torrenciales sobre el sur de Sumatra, Java y Bali, así como sobre otras partes del país, pero no será tan destructivo como el anterior, según la agencia meteorológica nacional.

“Todo el mundo debe permanecer atento ante la posibilidad de vientos violentos y fuertes lluvias (…) así como de inundaciones y deslizamientos de tierra”, declaró la jefa de la agencia indonesia de meteorología, climatología y geofísica, Dwikorita Karnawati.

Las lluvias torrenciales que acompañaron al 4 de abril a Seroja, uno de los ciclones más destructivos en años en la región, obligaron a unos 20 mil habitantes a huir de sus hogares y provocaron grandes inundaciones.

El anuncio de la llegada de la nueva tormenta se produjo cuando el presidente Joko Widodo viajó el viernes a la isla de Lembata, una de las regiones más afectadas.

El ciclón Seroja causó al menos 165 muertes en Indonesia y 42 en Timor Oriental, un pequeño país de 1,3 millones de habitantes situado entre Indonesia y Australia.

Más de 55 personas siguen desaparecidas y funcionarios de la Agencia de Gestión de Desastres de Indonesia han desplegado perros rastreadores para verificar las montañas de escombros en busca de cadáveres y posibles supervivientes.

El ciclón ha dañado o destruido hospitales, puentes y miles de casas.

Las autoridades de ambos países están haciendo todo lo posible para evitar brotes de covid-19 en los centros de evacuación.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excelsior

 

Share This
error: Este contenido está protegido!!