Bancos dejan en segundo plano crédito para Pymes y personas de bajos ingresos: S&P

Bancos dejan en segundo plano crédito para Pymes y personas de bajos ingresos: S&P

La agencia calificadora Stantard & Poor´s indicó que ante el impacto que ha provocado la crisis generada por el covid-19, los bancos latinoamericanos se han obligado a tomar enormes provisiones para absorber las posibles pérdidas crediticias que podrían tardar meses en materializarse, pero también, se han mostrado más cautelosos en el otorgamiento de crédito a familias de menores ingresos y a las pequeñas y medianas empresas (Pymes).

De acuerdo con el análisis, el covid-19 podría generar un giro a largo plazo sobre el riesgo crediticio, la calificadora agregó que la pandemia también puede llevar a algunos bancos a cambiar sus estrategias crediticias en los próximos años.

«América Latina ha estado entre las regiones más afectadas por covid-19, lo que ha presionado a los bancos y reguladores para que otorguen alivio crediticio a los prestatarios que, de otra manera, podrían haber incumplido. Pero los esfuerzos también han empañado las expectativas de dónde aterrizará finalmente el deterioro del crédito”, indicó la firma.

Agregó que la magnitud de los incumplimientos de pago sigue siendo un misterio que puede no conocerse por completo hasta mediados o finales de 2021, por lo que los bancos de la región han aumentado las provisiones con anticipación y también han adoptado normas crediticias mucho más defensivas, en particular para las pequeñas y medianas empresas y las personas de bajos ingresos.

“Ambos grupos se han visto especialmente afectados por los efectos económicos de la pandemia y se espera que tarden más en recuperarse”.

En este sentido, la agencia calificadora señaló que es probable que los créditos otorgados a través de tarjetas, así como los préstamos personales continúen en un ritmo de desaceleración, y se favorezca una migración en los libros de préstamos minoristas hacia productos garantizados como hipotecas, préstamos para automóviles y nómina.

En tanto, indicó que los préstamos a las Pymes ya estaban «claramente infraponderados» en las carteras bancarias latinoamericanas en relación con su contribución al PIB, lo que puede volverse aún más pronunciado en los próximos años.

«Claramente es el sector más golpeado por esta crisis. Será un segmento que seguramente tardará mucho en recuperarse y, de cara a los próximos dos o tres años, bien podría perder peso relativo en la mezcla de cartera», indicó.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Share This
error: Content is protected !!