Aprueba Consejo Permanente de la OEA investigar a Luis Almagro

Aprueba Consejo Permanente de la OEA investigar a Luis Almagro

Treinta países miembros de la OEA, entre ellos Estados Unidos, México y Uruguay, votaron en favor de contratar una compañía externa para que realice las indagatorias

 

El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos aprobó el viernes por abrumadora mayoría que se realice una investigación externa al secretario general, Luis Almagro, sobre presuntas faltas éticas en las que habría incurrido al mantener una relación íntima con una de sus subordinadas.

La votación tuvo lugar a pedido de Antigua y Barbuda, y Uruguay, después que el inspector general de la OEA dijo en un memorando que lo mejor era contratar a una compañía externa para que investigara denuncias de que Almagro pudo haber violado el código interno de ética.

Treinta países miembros de la OEA, entre ellos Estados Unidos, México y Uruguay, votaron en favor de la pesquisa externa. Dos se abstuvieron —Belice y Haití— y uno estuvo ausente: Granada.

Inmediatamente después de la votación, el mismo Almagro, de 59 años, admitió públicamente la relación sentimental con la mujer. Dijo asimismo que desde el comienzo ofreció colaborar con transparencia.

“Quiero en definitiva confirmar, reconfirmar y superconfirmarles que existía esa relación”, expresó Almagro sin identificar a la mujer por su nombre. “Ella fue mi partner prácticamente por tres años, a nivel personal quizás los mejores de mi vida”.

Si bien la relación terminó “hace meses”, dijo Almagro, es algo de lo que nunca se arrepentirá.

La recomendación del inspector general de la OEA estuvo basada en un reporte que descubrió que Almagro mantenía una relación con una empleada mexicana que fue descrita, incluso en el sitio web de la organización, como “asesora principal” del secretario general

El inspector general dijo que el informe siguió a una denuncia anónima y vagamente detallada enviada a su oficina por el propio Almagro el 3 de junio.

El código de ética de la OEA prohíbe a sus funcionarios supervisar o participar en decisiones que benefician a personas con las que mantienen una relación sentimental.

Aunque Almagro admitió que mantuvo una relación con la mujer, no se refirió en ningún momento al cargo que ella tenía ni dijo si era subordinada de él. En oportunidades anteriores había asegurado que nunca supervisó a la empleada y que no participó en ninguna decisión relacionada con empleos, como autorizar aumentos salariales.

CATEGORIES
Share This
error: Este contenido está protegido!!