Turista afectada por el pulpo camionero denuncia contubernio entre Semovi y aseguradoras

Turista afectada por el pulpo camionero denuncia contubernio entre Semovi y aseguradoras

Mami Muramoto resultó con una fractura en la vértebra L2, cuando el conductor del autobús de la empresa Tusug frenó intempestivamente; sin embargo, la empresa se niega a cumplir con sus responsabilidades legales

Una víctima del llamado “pulpo camionero” denunció el contubernio de funcionarios de la Secretaría de Movilidad (Semovi) y aseguradoras con las líneas del transporte urbano de Oaxaca capital, a las que encubren, para que no cumplan con sus responsabilidades legales.

Lo anterior quedó demostrado luego de que la profesora Mami Muramoto resultó con una fractura en la vértebra L2, cuando el conductor del autobús de la empresa Tusug, con número económico B-230 de la ruta San Martín, frenó bruscamente y le provocó una fuerte caída.

Sin embargo, la empresa Tusug, la aseguradora Quálitas y la Secretaría de Movilidad, y hasta el personal médico, le han dicho que no pueden hacer nada para obligar a la línea camionera a que responda por este accidente.

Su hija, Mitzuki Viane González Muramoto, denunció que han estado desde el 18 de febrero, cuando ocurrió el percance, en la calle de Emilio Carranza esquina con privada de Almendros, de la colonia Reforma, buscando que alguien responda, pero nadie atiende el caso.

Refirió que cuando ocurrió la lesión, llevaron a su madre a la Clínica 2002, donde supuestamente el seguro cubriría los gastos médicos, pero el tarjetón de la unidad está vencido y por ello no se hicieron cargo.

Contó que acudieron a la Fiscalía y en esa instancia le dijeron que acudiera a Semovi, pero en Semovi aseguran que el tema es un asunto de carácter privado y en la empresa Tusug tampoco se hacen cargo.

Refirió que han investigado, por dichos de personas a las que han acudido, que el autobús es propiedad del empresario Filiberto Martínez Ortega, quien tampoco se ha hecho responsable de los gastos médicos.

Mitzuki Viane lamentó la falta de atención a su madre, una profesora de inglés y japonés que ha instruido a generaciones en Oaxaca y que ha dado mucho a la educación en distintos colegios, y que ahora nadie quiere hacer nada por atender su caso.

Semovi me envía a la fiscalía, la fiscalía a la Semovi y Semovi a la empresa Tusug, y en esas oficinas no hay personal para darme una solución, acusa la hija de la profesora Mami Muramoto, que sigue esperando que las autoridades oaxaqueñas le hagan justicia.

CATEGORIES
Share This
error: Content is protected !!