Quedará impune millonario peculado al proyecto Sitibus

Quedará impune millonario peculado al proyecto Sitibus

En seis años, funcionarios del Gobierno de Oaxaca no pudieron, o no quisieron, fincar responsabilidad penal al exsecretario de Administración, Alberto Vargas Varela, por el fraude cometido en el Sitibus por más de mil millones de pesos.

De acuerdo con el fiscal Anticorrupción, Jorge Emilio Iruegas Álvarez, la investigación sobre el presunto desfalco al Sitibus en la administración del entonces gobernador Gabino Cué no avanza como el organismo lo desea, debido a la falta de personal lo cual imposibilita que se ejerza la acción penal en contra de los presuntos implicados.

Destacó que la investigación se encuentra en la fase final, pese a las limitaciones presupuestales y de personal, por lo que sería hasta el año próximo cuando posiblemente se pueda solicitar el ejercicio de la acción penal en contra de quienes participaron en el desfalco a las finanzas estatales.

Dijo que el expediente del Sistema Integral de Transporte de Oaxaca (SIT), mejor conocido como “Sitibus”, es uno de los 2 mil 381 que están bajo investigación por parte de la Fiscalía Anticorrupción y que están a cargo de 10 agentes del Ministerio Público y de solo dos agentes de investigación.

Resaltó que conforme avanza la investigación del proyecto “Sitibus”, se descubren más anomalías e irregularidades en la obra. Ahora las autoridades responsables de llevar a cabo la auditoría descubrieron el pago de 13 millones de pesos a una empresa “fantasma” que presuntamente se encargó de supervisar que las obras se concluyeran conforme a la programado, pero esto no ocurrió, porque la obra no se terminó.

Lo anterior se sumó al expediente penal en contra de Alberto Vargas Varela, ex secretario de Administración en el sexenio de Gabino Cué Monteagudo y su ex director Administrativo, Pablo Negrete por peculado en la obra del Sitibus en el que se otorgaron recursos totales por $466 millones 970 mil 395 pesos.

De acuerdo con el Fiscal Anticorrupción, las anomalías detectadas se ubicaron en las obras y en el equipamiento, además del pago a una empresa que se constituyó únicamente para “supervisar” que las obras se ejecutaran y se concluyeran en el tiempo establecido, lo cual no ocurrió.

Pese a ello, la empresa cobró 13 millones de pesos en dos exhibiciones: la primera fue por 5 millones de pesos en el año 2014 cuando las obras aún no iniciaban y un segundo pago por 8 millones de pesos que corresponde al año 2016, período en el que supuestamente deberían estar concluidos los trabajos, pero tampoco ocurrió.

Los imputados Alberto Vargas Varela, ex secretario de Administración, en compañía de Pablo Negrete, realizaron un dictamen a la licitación y contrato de adquisición 10/2014, sin contar con las facultades para celebrar dichos actos.

 

……………………………………………………………………

 

 

CATEGORIES
Share This
error: Este contenido está protegido!!