Los sindicatos en México, vigentes; ‘ricos y pobres’

Los sindicatos en México, vigentes; ‘ricos y pobres’

La reforma laboral del 2021 la comparten, pero no la aprueban; el sindicalismo en México sigue vigente a pesar de la coyuntura democrática en el país y la imagen que se construye en torno a la organización de los trabajadores. Los hay desde sindicatos ricos hasta sindicatos pobres, pero sí es momento de dejar atrás prácticas de corporativismo que vivió la estructura de las grandes centrales obreras.

Es joven y atrás de su liderazgo están dos generaciones en la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), hoy es cabeza de un nuevo proyecto y se denomina Consejo Nacional Laboral (CONLABOR). David Aguilar Hernández,  dice representar a la nueva generación del sindicalismo mexicano, el apartidista, lejano a la corrupción, el chantaje y la violencia.

“La situación de los sindicatos en México y Oaxca, en particular, es muy diversa, para aquellos que hacen su labor a la mala, la Ley los está obligando a dejar de ser intocables, para quienes hacen bien las cosas, es un momento histórico, sobre todo con la Reforma Laboral que entró recientemente en vigor”

El pasado 3 de noviembre entro en vigor, en el estado de Oaxaca, la reforma laboral del gobierno de la cuarta transformación, misma que pone en su lugar a cada uno de los actores de este engranaje tripartita: gobierno, empleadores y trabajadores.

A su vez y en este sentido, el abogado laborista, Jaime Mayoral Gómez, expresó que el sindicalismo en México sigue vigente y   nunca va  a terminar mientras haya luchas de clases: “siempre habrá patrones y siempre habrá trabajadores”.

En este mismo sentido reconoció que “el sindicalismo insurgente, independiente, el honrado”; está muy lejano y se ha vuelto parte de la corrupción.

“Los líderes se acostumbraron a servirse del sindicalismo para hacerse ricos, para vender plazas, para extorsionar patrones, para participar en la política vendiendo el voto de sus agremiados. Fue muy corrompido”.

 

REFORMA LABORAL

La modernización del sistema de Justicia Laboral de México, con la implementación de nuevas instituciones y procedimientos democráticos, ya es una realidad en dos terceras partes del país, con la entrada en vigor de la segunda etapa de la Reforma Laboral en 13 estados en el ámbito federal y una más en el local.

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) informó, como en el caso de  Oaxaca, arrancó el sistema de conciliación como la puerta de entrada para dirimir los conflictos entre empleadores y trabajadores, y en donde no se logre su solución se podrá acudir a los tribunales laborales, dependientes del Poder Judicial.

Para este nuevo capítulo se habilitaron 19 oficinas del Centro Federal; 40 centros de conciliación local; 32 tribunales federales y 36 locales, donde ya despachan más de mil conciliadores, jueces, secretarios, verificadores y personal registral seleccionado mediante concursos públicos y abiertos, y capacitado para brindar un servicio profesional y gratuito a la ciudadanía.

Este andamiaje ha demostrado su eficacia, agregó, en los estados que participan en la primera etapa se resuelven el 75% de los asuntos por la vía de la conciliación, 86% de ellos en la primera audiencia, a 15 días entre la solicitud de conciliación, y en caso de ir a juicio, se dicta sentencia en un promedio de 3.5 a 4.5 meses.

Con el Centro Federal Laboral asume la función registral de sindicatos y contratos colectivos en todo el país. Por primera vez se tendrá un registro único de sindicatos. Cualquier ciudadano podrá acceder y conocer estatutos, directivas, vigencias, padrones, reglamentos interiores y todos los registros serán abiertos y a la luz de la ciudadanía. De igual manera, se tendrá un registro único de contratos colectivos de acceso universal.

 

……………………………………………………………………

 

 

CATEGORIES
Share This