Inconformidad ciudadada por ciclovías crece

Inconformidad ciudadada por ciclovías crece

El proyecto de ciclovías en la ciudad de Oaxaca sigue abarcando más calles de la capital y arrastrando polémicas, controversias y enojo ciudadano que ve en la misma la generación de un conflicto vial en las estrechas vialidades de la capital; además de que no existe información sobre el uso de las mismas y sólo uno de diez ciclistas hacen uso de las mismas.

La bicirruta abarca un total de 15.17 kilómetros de infraestructura ciclista que conectará el norte de la ciudad con el municipio de Santa Lucía del Camino. El proyecto contempló la implementación de 13.41 km de infraestructura nueva y la rehabilitación de 1.76 km de infraestructura existente; 9.67 km de ciclovía, 3.64 km de carril preferente a ciclista y 1.86 km de ciclovía con estacionamiento de lado izquierdo.

A la fecha, la bicirruta que busca transitar hacia modelos de movilidad activa en la capital oaxaqueña, incumple con el objetivo de impulsar la estrategia de Movilidad 4s a nivel nacional, pues aunque la dependencia ejecutora ha señalado que facilitará el tránsito en bici en la zona centro de la capital, esto no se cumple.

Nuevamente Tiempo de Oaxaca retoma el tema y se encuentra con el rechazo ciudadano al proyecto, como también desconocer información respecto al mismo, además de cuestionar que el proyecto de ciclovías es un tema que no viene a beneficiar a la vialidad de la ciudad, toda vez que en muchas de las vialidades ha conflictuado la circulación.

Para conocer el avance, como también conocer si existen programas para incentivar el uso de la bicicleta, se recurrió a solicitar información en la Secretaría de Movilidad (Semovi), pero a pesar de responder los mensajes nunca dio una respuesta para concertar la cita, la justificación del personal de la dependencia fue estar agobiado por “reuniones”.

UN CARRIL SIN USO

“La bicirruta la utilizan tres personas en el día”, dicen vecinos que piden su reubicación.

Misma situación se ha reflejado en las manifestaciones que hacen ciudadanos en las redes sociales quienes manifiestan que las ciclovías se planean para ser incorporadas a banquetas o espacios peatonales, no así restringiendo un carril vehicular, por lo que están muy lejos de aligerar el tránsito y proteger a los ciclistas.

“Lo complican”, dice Jazibe Valencia, quien al compartir su publicación la respaldan un sinnúmero de comentarios que se hacen a través de la red de Facebook y algunos coinciden que se “imitan políticas públicas sin ver un contexto”.

A pesar del cuestionamiento que hace la ciudadanía, la dependencia del gobierno estatal (Semovi) sostiene que el aspecto social de este proyecto prioriza a las personas que caminan y se mueven en transporte no motorizado y coadyuva a un modelo de movilidad sostenible.

De la misma manera argumenta que la Zona Metropolitana de Oaxaca cuenta con características que facilitan los traslados en bicicleta, como las distancias cortas entre los municipios centrales.

A pesar de ello, la protesta ciudadana comienza a generalizarse, en algunos puntos de las calles donde a traviesa este proyecto, como lo fue en un principio en la calle de Amapolas, ciudadanos no descartan oponerse a que aterrice el mismo, sobre todo en aquellas vialidades donde se asientan un sin número de comercios establecidos.

Así también hay sectores que están en contra de las ciclovías porque no se usan, sólo unos cuantos lo hacen y esta situación va hacer que existan más motivos para rechazarlas.

Como también se ha dado cuenta en trabajos anteriores, en Oaxaca no se tiene una estadística específica sobre el uso de la bicicleta, algunas organizaciones de la sociedad civil que promueven el uso de este medio de transporte, calculan que éste no llega a ser mayor de un 30 por ciento; lo anterior, ante el riesgo que existe circular por calles y avenidas de la capital.

EJERCICIO PARTICIPATIVO

Cabe destacar que el proyecto que ya se puede ver sobre la calle de Amapolas, en la colonia Reforma, contó con la asistencia técnica por parte de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

Además, como parte de un ejercicio de gobierno participativo, Semovi contó con el acompañamiento y asesoría de grupos de la sociedad civil a través de diversos colectivos ciclistas, así como asociaciones de urbanistas, cuerpos técnicos y académicos involucrados en el tema; así como organismos especializados en materia de seguridad vial.

La bicirruta representará una inversión de 14 millones 937 mil pesos, recurso que en su totalidad será ministrado por el Gobierno del Estado a través de la Secretaría de Finanzas. Dicho recurso incluye la colocación de señalización vertical y horizontal, y diversos dispositivos viales como confinadores, separadores de flujo y vialetas, a fin de garantizar la seguridad de las personas que se mueven en bicicleta.

 

……………………………………………………………………

 

 

CATEGORIES
Share This