Fracasa estrategia de seguridad en Oaxaca; capitalinos, a merced del hampa

Fracasa estrategia de seguridad en Oaxaca; capitalinos, a merced del hampa

A siete meses de haber tomado posesión, el presidente municipal de la capital, Francisco Martínez Neri, no ha podido revertir la ola delictiva que azota a los habitantes de las 13 agencias, 300 colonias y diversos barrios de Oaxaca de Juárez, quienes están a merced de la delincuencia común.

El jueves, mientras el primer concejal celebraba con los policías municipales un aniversario de la fundación de la corporación policíaca, en la agencia municipal de Santa Rosa Panzacola una joven estuvo a punto de perder la vida, luego de que dos ladrones a bordo de una motocicleta la agredieran con un arma blanca para robarle su bolso y teléfono celular.

Al medio día de ayer viernes, un par de jóvenes fueron víctimas de los “amantes de lo ajeno” cuando caminaban por calles de la colonia Volcanes.

En ese momento se les acercó una pareja de jóvenes, quienes con navaja en mano se bajaron de un vehículo compacto, color verde para despojar de sus pertenencias a sus víctimas.

Estos son solo un par de ejemplos de los asaltos que a diario se cometen en calles de Oaxaca de Juárez, sin que la autoridad municipal atienda la exigencia ciudadana.

Incluso, a inicios de semana el secretario de Seguridad Ciudadana, Raúl Ávila Ibarra, fue criticado en redes sociales tras ser exhibido tomándose selfies en pleno Zócalo de Oaxaca de Juárez, mientras la delincuencia se enseñorea con los capitalinos.

La presidenta de la Alianza Empresarial y Comercial de Oaxaca (AECO), Esther Merino Badiola señaló que existe un sentimiento de desprotección y abandono frente a la inseguridad que se vive en Oaxaca.

Dijo que el tema de la seguridad es crucial “porque todos los días se observan, a todas horas los robos, los asaltos en el municipio. La situación es complicada.

Nuestra preocupación no sólo es por el sector empresarial y comercial, es por toda la sociedad. Nos sentimos inseguros y desprotegidos”.

Merino Badiola lamentó que, en medio del clima de inseguridad, los elementos de la policía  municipal se encuentren limitados por los salarios precarios, la falta de estímulos, así como la carencia de equipamiento e infraestructura.

“Requerimos una policía fortalecida y que no se queje de que no tiene las herramientas para trabajar”, apuntó.

Si bien no tienen una estadística del número de comercios que han sido víctima de la delincuencia, manifestó que esto es una constante. De manera diaria hay un hecho delictivo, aseguró.

El problema de inseguridad, debe encender focos de alerta, dado que si se deja crecer la violencia se irá recrudeciendo a niveles incontrolables.

Desde la percepción de quienes integran la AECO, las autoridades municipales no están haciendo lo suficiente contra la comisión del delito y esto está llevando al sector comercial a un estado de miedo constante.

 

……………………………………………………………………

 

 

CATEGORIES
Share This
error: Este contenido está protegido!!