En «tiempos recios», autores celebran lectura y escritura en V Bienal Vargas Llosa

En «tiempos recios», autores celebran lectura y escritura en V Bienal Vargas Llosa

La V Bienal Mario Vargas Llosa: Literatura para Tiempos Recios continuó con sus actividades con la celebración de la Mesa 5, bajo el título «Todo esto estaba escrito»

La V Bienal Mario Vargas Llosa: Literatura para Tiempos Recios, que este año se realiza en memoria de Raúl Padilla López, continuó con sus actividades este viernes 26 de mayo, en la Sala 2 del Conjunto Santander de Artes Escénicas, con la celebración de la Mesa 5, bajo el título «Todo esto estaba escrito», en la que tomaron parte la novelista española Olga Merino, el escritor mexicano Maruan Soto Antaki y el periodista peruano Gustavo Rodríguez Vela, moderados por la narradora tapatía Cecilia Eudave.

En este sentido, inició la moderadora, en estos «tiempos recios, violentos y desarticulados» que se caracterizan por la «desestabilización de los sistemas», la escritura puede ser vista como «una advertencia» y, asimismo, una posibilidad para descubrir «qué denuncia, apoya y construye».

Varios derroteros tomó la discusión. Así, ante una primera intención de Olga Merino por abordar «las partes no escritas de las historias», el mexicano Soto Antaki enfatizó la «mirada individual» determinante ante «la reescritura de nuestra historia», un proceso que debería «conservar códigos básicos»; así, terció Rodríguez Vela, conviene preguntarse si «se pueden reescribir esos relatos», sin olvidar que «los escritores de ficción tienden a ser observadores del presente».

Ante estas formas de «repensar» la novela como «destino de una civilización» (Barthes) y la economía como fenómeno que, estableció el narrador peruano, «define la interrelación social», aunque no necesariamente las relaciones afectivas; con todo, Soto Antaki comentó que «escribimos sobre nosotros» y, en ese sentido, «las preocupaciones siguen siendo las mismas» desde que hemos intentado ser civilizados, «escribimos sobre los individuos de Troya porque no somos muy distintos», aunque sí defendió la idea de que «amamos más dentro de las trampas de la literatura que de las de la economía».

Más adelante, Merino indicó que en «tiempos recios» debemos considerar «la lectura y la escritura como actos de coraje y valentía», lo mismo que «un ancla, un freno», ante una época «donde todo conspira hacia lo rápido y el consumo» indiscriminado; ante esas afirmaciones, el autor de «Cien cuyes» agregó que, de igual manera, «deberíamos empezar a crear lazos más sinceros» y, ante el embate de los discursos políticos, lo fundamental era lograr que ellos «no se enriquezcan con nuestras ganas de creer».

Por otra parte, ante el fenómeno de que se crean «más historias distópicas que utópicas», estableció la moderadora, Merino recordó que «vivimos cambios vertiginosos» en la actualidad, lo que «siempre genera miedos» porque es algo que «no acabamos de controlar», ante lo cual sumó Soto Antaki que se requiere «dejar de decir que aprendemos de la historia» porque «tampoco es necesariamente su función», pero no hay que perder la «preocupación ante la escritura», que necesita «tratar de entender a qué se refrieren las preocupaciones de los humanos».

CATEGORIES
Share This
error: Content is protected !!