Diputados de MORENA se irán sin rendir cuentas al pueblo

Diputados de MORENA se irán sin rendir cuentas al pueblo

A tres meses y medio de terminar su período para el cual fue electa, la 64 Legislatura del Congreso de Oaxaca, de mayoría morenista, pasará a la historia como la más opaca y onerosa de la historia de la Cámara de Diputados del estado.

Durante la actual 64 Legislatura la fracción parlamentaria de Morena, se ha caracterizado por la opacidad en el manejo de los recursos y por situar al Poder Legislativo del estado de Oaxaca dentro de los Congresos peor evaluados.

Las administraciones encabezadas en el Poder Legislativo de la 64 Legislatura del Honorable Congreso del Estado de Oaxaca, por el partido Morena, han sido las que mayor presupuesto han manejado dentro de la Cámara de Diputados.

Primero fue la diputada Laura Estrada Mauro, después el legislador Horacio Sosa Villavicencio, seguido de Delfina Guzmán quien fue destituida por sus propios compañeros encabezados por Freddie Delfín Avendaño y Horacio Sosa quienes, en el último año, de ejercicio legal, buscan hacer el “Año de Hidalgo”.

Durante el último trienio en promedio, la fracción de Morena ha manejado presupuestos superiores a los 600 millones de pesos, los cuales terminan por ampliarse, pero de los cuales no rinden cuentas.

El despilfarro de recursos económicos año con año sitúa al Poder Legislativo local, con las peores evaluaciones de asociaciones nacionales que miden el desempeño legislativo.

Los 42 diputados de la 64 Legislatura han colocado al Congreso de Oaxaca en los últimos lugares en materia de austeridad, transparencia y rendición de cuentas.

De acuerdo a informes del mismo Congreso del estado de Oaxaca, https://www.congresooaxaca.gob.mx/informe-actividades, durante el 2020, la Junta de Coordinación Política (Jucopo) de la LXIV Legislatura, ejerció un presupuesto por el orden de los 715 millones de pesos, de los cuales fueron destinados de manera irregular y opaca 627 millones 907 pesos.

El uso discrecional del dinero en el Congreso del estado se “canalizó” a “Programas Sociales”, lo cual se contrapone debido a que los diputados ya no son “gestores” del pueblo”.

La actual Ley Orgánica del Poder Legislativo y el Reglamento Interno, establece como obligación de los legisladores rendir un informe anual a sus representados, mismo que debe ser visible en la página o gaceta del Congreso, lo cual, por supuesto no ha dado cumplimiento el legislador, basta consultar el siguiente link https://www.congresooaxaca.gob.mx/informe-actividades donde se puede apreciar que no ha dado cumplimiento a sus deberes.

Resultados de la Evaluación de Congresos 2020 del Colectivo Ciudadanos por Municipios Transparentes (CIMTRA), señalan que de las 32 entidades federativas en el segundo año legislativo de la 64 Legislatura empeoró en materia de transparencia y rendición de cuentas al pasar con una calificación de 45.1 en el 2019 a solo 21.0 en el 2020 en una escala del 0 al 100, lo que significó una caída de -24.1 puntos, colocando el congreso de Oaxaca en el lugar número 28.

Con base al reporte los peores Congresos de los estados son: Baja California Sur con 12.0, Guerrero 14.4, Ciudad de México 18.6, Hidalgo 19.9 y Oaxaca 21.0.

En la Calificación por Partido Político de Mayoría, destaca que los congresos con menores calificaciones tienen mayoría de Morena, como ocurre en el estado de Oaxaca, donde también la percepción de corrupción ha aumentado, ubicando a la entidad oaxaqueña con un porcentaje de 90.2 %. Con ello, se advierte que los estados con porcentajes más altos en percepción de corrupción por encima del 90 %, reprueban la evaluación de sus congresos. 

Las y los diputados de la 64 Legislatura, también fueron reprobados en los rubros de control interno con 0% de calificación, en administración apenas obtuvo 4.3 %, en gastos 11.1 %, en el indicador de desempeño legislativo apenas un 16.7 %. En vinculación ciudadana 21.7 %, en acceso a la información pública 25.0 %, documentación legislativa 41.5 % y en integración y estructura 47.6 %. 

Con base a un reporte de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), se detectaron deficiencias en el “Balance Presupuestario –LDF” del Congreso de Oaxaca.

Asimismo, reportó que el Congreso del Estado de Oaxaca no proporcionó su Proyecto de Presupuesto de Egresos para el ejercicio fiscal 2019, por lo que no se pudo constatar los formatos “Proyecciones de Ingresos -LDF”, “Proyecciones de Egresos – LDF”, “Resultados de Ingresos – LDF” y “Resultados de Egresos – LDF” emitidos por el Consejo Nacional de Armonización Contable (CONAC) que formaron parte de su Proyecto de Presupuesto de Egresos. Adicionalmente, el Congreso del Estado de Oaxaca no presentó dichos formatos en su Cuenta Pública 2019.

Expuso que la Secretaría de Servicios Administrativos del Congreso del Estado de Oaxaca, a través del Órgano Interno de Control del Congreso del Estado de Oaxaca, inició el procedimiento de investigación Administrativa, para determinar posibles responsabilidades administrativas de servidores públicos y, para tales efectos, integró el expediente número O.I.C/EXP.INVESTIGACIÓN/001/2020, por lo que se dio como promovida esta acción.

Reporta que el Congreso del Estado de Oaxaca tuvo ampliaciones líquidas durante el ejercicio fiscal 2019, por un monto de 253 millones 149 mil pesos.

Otra anomalía detectada por la ASF es que el Congreso del Estado de Oaxaca no proporcionó su Proyecto del Presupuesto de Egresos para el ejercicio fiscal 2019, por lo que no se comprobó que presentó en una sección específica las erogaciones correspondientes al gasto en servicios personales.

 

 

…………………………………………………………………………………………………………..

 

Share This
error: Este contenido está protegido!!