La policía municipal desalojó a los comerciantes que desde las 8 horas de este miércoles mantenían tomado el estacionamiento de este lugar, con equipo antimotines para replegarlos. 

Los uniformados al mando de su comandante Marcos Freddy Hernández, sólo les indicaron que no podían estar en este lugar, y comenzaron a empujar a los manifestantes.

Para lograr su objetivo también lanzaron granadas de gas lacrimógeno para dispersarlos, por lo que los comerciantes se dispersaron momentáneamente, mientras los policías tomaron el control del lugar.

Tras varios momentos de tensión, los comerciantes regresaron para exigir una mesa de diálogo con el presidente municipal de Oaxaca de Juárez, Oswaldo García Jarquín.

 

……………………………………………………………………………………………………..

 

Compartir