A female technician/engineer is working in a lab or a production line.

El estado de Oaxaca es de los tres más afectados por la pandemia de la covid-19 en materia de competitividad, lo cual afectó el crecimiento económico, la inversión, hasta la desigualdad y pobreza.

La crisis sanitaria no afectó por igual a los 32 estados de la República mexicana, pues mientras entidades del norte no vieron afectada su competitividad, entidades como Oaxaca, Guerrero y Chiapas se mantuvieron en los últimos lugares.

De acuerdo al Índice de Competitividad Estatal 2021 del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), los estados se movieron de forma distinta y afectó el ingreso de forma igual.

Detalla que los sectores más afectados para estados como Oaxaca son el crecimiento económico, la inversión, hasta desigualdad y pobreza.

Sobre el ranking de Competitividad Estatal, el reporte contrasta que los primeros lugares se mantuvieron inalterados como la Ciudad de México, seguido por Nuevo León y Querétaro, mientras que Oaxaca, Guerrero y Chiapas se mantienen en los últimos lugares.

Abunda que Oaxaca que se situaba en el lugar 31 paso al sitio 30, Chiapas pasó del 30 al 31 y Guerrero se mantuvo en el lugar 32.

Por el lado social, el PIB per cápita disminuyó de 171 mil 929 pesos a 159 mil 16 pesos, lo que repercute en la calidad de vida de las personas y acceso a oportunidades.

El porcentaje de los trabajadores con ingresos por debajo de la línea de pobreza pasó de 1.7 por ciento del informe de 2020 a 1.73 por ciento.

Asimismo, la desigualdad salarial, medida por el cociente de personas que ganan hasta dos salarios mínimos entre las que ganan más de dos salarios mínimos, aumentó de 2 a 2.7 por ciento, lo que refleja una mayor disparidad en los ingresos.

En cuanto a la desigualdad de género, a enero de 2021 los hombres se ubicaban en niveles de empleo 4 por ciento menores respecto de marzo de 2020, mientras que las mujeres tienen un rezago de 11 por ciento.

Finalmente, por lo menos 2.3 millones de niños no se inscribieron al ciclo escolar 2020-21 por motivo de la pandemia, lo que genera el riesgo de crear una generación perdida de estudiantes, especialmente entre los que provienen de sectores más vulnerables, advirtió el IMCO.

Por el lado de productividad, la inversión que había caído en promedio 1.8 por ciento durante los dos años previos a la pandemia, cayó 20 puntos durante los primeros tres meses de la crisis sanitaria.

La falta de inversión afectará a la competitividad por lo que los estados tendrán que crear nuevas estrategias para competir a nivel regional y global por inversiones con buenas tasas de retorno, asegura el IMCO.

De igual forma, el número de patentes solicitadas por cada 100 mil personas se redujo de 2 a 1.8, mientras que la diversificación económica medida por el número de sectores presentes en la economía bajó de 813 a 797.

Cabe señalar que en las últimas semanas la pandemia de covid va a la baja a la entidad, como está sucediendo en general a nivel país.

 

……………………………………………………………………………………………………………..

 

Compartir