La Fiscalía General del Estado desarticuló este sábado una banda de enganchadores de adolescentes que reclutaban a través de grupos de Whatsapp para trabajar en el norte del país.

Aunque la información no ha sido confirmada oficialmente, se presume que son las personas que fueron detenidas por elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), son reclutadores de la delincuencia organizada.

La Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO) reportó que localizó a un grupo de menores de edad, quienes fueron reportados como no localizados el pasado sábado 9 de octubre de 2021, mismos que fueron restituidos con sus familias esa misma noche, gracias al trabajo conjunto realizado entre la Institución de procuración de justicia y familiares.

Indicó que luego de recibir la denuncia de no localización de las personas -cuyas edades oscilan entre los 11 y los 14 años-, la FGEO, a través de la Vicefiscalía General de Atención a Víctimas y a la Sociedad, intervino desde el primer momento en coordinación con las familias de las personas no localizadas para realizar labores de búsqueda y difusión de Fichas de Localización.

Para agilizar el trabajo de búsqueda, la FGEO activó la Alerta Amber, herramienta eficaz de difusión que ayuda a la pronta localización y recuperación de niñas, niños y adolescentes que se encuentren en riesgo inminente de sufrir daño grave por motivo de no localización o cualquier circunstancia donde se presuma la comisión de algún delito. Este protocolo es independiente de la denuncia o proceso penal que inicien las autoridades competentes.

Tras la localización de los menores de edad – encontrados en un domicilio ubicado en el municipio de Santa Lucía del Camino- fueron restituidos de manera inmediata con sus familias; enseguida, se inició la carpeta de investigación 33350/FVCE/TLACOLULA/2021, que está en el plazo ministerial de integración por la probable comisión del delito de trata de personas.

Por estos hechos, una persona del sexo femenino está detenida y en las próximas horas será presentada ante el Juez de la causa para determinar si existe responsabilidad o participación en este caso.

Extraoficialmente, familiares de Jesús, uno de los niños retenidos, relataron en redes sociales que un niño de 13 años de edad había inducido al menor a salir de su hogar.

“A Jesús lo sacó de su casa un niño de 13 años que semanas antes lo conoció en un local donde rentan videojuegos y se le acercó y por el juego Free Fire empezaron a jugar en línea, este niño siempre le enseñaba dinero, hasta 10 mil pesos y le decía que trabajando lo ganaba, ahí mismo ese niño conoció a los otros niños y les invitaba cosas”.

Precisaron que el niño de 13 años invitó a los niños a jugar el pasado viernes y cuando estaban todos reunidos les arrebataron el celular y los dejaron incomunicados.

Ante la nula atención de las autoridades de Tlacolula, los padres de Jesús y de los otros menores decidieron buscarlos en la ciudad de Oaxaca, toda vez que uno de los móviles fue prendido y marcó la ubicación 

“Gracias a Dios el celular de uno de los niños se prendió y lo ubicó en esa casa en la avenida ferrocarril , cuando llegamos justo llegó una unidad de policías y salió la hoy detenida y se le dijo venimos por los niños tiene aquí y en todo momento negó que hubiera niños ahí, hasta que se vio acorralada y sacaron a los niños”, relataron los familiares.

Este no es el único caso de desaparición de menores de edad relacionado con el juego, apenas ayer se informó que fue localizada en Nayarit una menor de edad que fue reportada como desaparecida en Jalisco, luego de que el viernes pasado, se citara con una persona a la que conoció a través del juego móvil ‘Free Fire’.

De acuerdo con el testimonio de los familiares, la menor, de 16 años, fue vista por última vez el viernes pasado en el municipio de Tlajomulco; al no saber de ella, acudieron a la Fiscalía Especial de Personas Desaparecidas, para informar el hecho.

La adolescente había acudido a la preparatoria el viernes a las 6 de la mañana y, desde entonces, no supieron de ella, por lo que comenzaron su búsqueda.

Desde que se tuvo conocimiento de la noticia criminal la Fiscalía Estatal llevó a cabo diversos trabajos de gabinete y campo que permitieron obtener datos de prueba de que la menor se encontraba en el estado de Nayarit, por lo que se solicitó colaboración de la Fiscalía General de esa entidad.

 

……………………………………………………………………………………………………………

 

Compartir