El embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, aseguró que el gobierno de su país pidió a México que permita que sus agentes operen en México, incluidos los de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés).

En una conferencia de prensa, un día después del Diálogo de Alto Nivel en Seguridad (DANS) entre México y Estados Unidos en el que participó el secretario de Estado, Antony Blinken, aseguró que el regreso de las operaciones de los agentes fue un tema que se puso sobre la mesa en las conversaciones.

En 2020, México impulsó reformas a la Ley de Seguridad Nacional para limitar la participación de agentes extranjeros en territorio nacional e imponerles condiciones, como la entrega de informes periódicos sobre sus actividades. Lo anterior, luego de que en octubre agentes de la DEA detuvieran en el aeropuerto de Los Ángeles al exsecretario de la Defensa, Salvador Cienfuegos.

“Estamos trabajando en esto con el gobierno para tener la oportunidad de traer agentes, incluidos de la DEA, pero lo haremos de una manera en la que estamos asociados. Porque nos comprometimos a implementar juntos el Entendimiento Bicentenario”, mencionó.

Salazar señaló que tanto México como Estados Unidos deben “trabajar duro” para enfrentar el tráfico y el consumo de drogas. En el caso del consumo, consideró que su país vive una epidemia y que México también es afectado por la situación.

El embajador estadounidense aseguró que el DANS fue un hecho “histórico”, ya que es la primera vez que visita México una delegación de tanto nivel, con el respaldo de ambos presidentes.

“Hay que crear esperanza para la gente, para que no vaya por el mal camino. Al mismo tiempo, debemos combatir a los traficantes de drogas y de personas, a quienes une el dinero. Si vamos a romper estas cadenas de criminalidad, se tiene que hacer juntos, con México y Estados Unidos. Tengo mucho optimismo”, mencionó.

Te puede interesar | Ebrard dice “adiós” a la Iniciativa Mérida, al lado de Antony Blinken

Salazar, quien juramentó el cargo el pasado 2 de septiembre frente a la vicepresidenta Kamala Harris, arribó el 11 de septiembre a territorio mexicano. Al llegar al aeropuerto capitalino, ofreció una conferencia de prensa en la que dijo que la migración, la pandemia, la seguridad y el cambio climático serán sus prioridades.

El martes 14 entregó sus cartas al presidente Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional. Ambos sostuvieron un breve encuentro en el que el mandatario mexicano urgió al representante del presidente Joe Biden a concretar la inversión para atender las causas de la migración.

(Con información de Aristegui Noticias)

Compartir