“No me tienta la gubernatura”, afirma Nallely Hernández García

 

  • Respetuosa del fondo y la forma, la secretaria de Pueblos Indígenas sostiene que pertenece al equipo cercano del gobernador y “el único líder que me guía y con el que trabajo y en esa tónica camino, es Alejandro Murat. El proyecto, sin duda alguna, es Oaxaca, y lo encabeza él”.
  • De la señora Ivette aprendió su liderazgo para guiar un equipo de trabajo de manera asertiva, pero sobre todo, su gran calidad humana para transformar muchas vidas. “Se le aprende mucha disciplina y solidaridad. Cuando el gobernador termine su mandato, le vamos a extrañar”.

Mujer echada para adelante, mecha corta, entrona, irreverente, Nallely Hernández García, resurgió como el Ave Fénix del dolor por el asesinato de su padre en su natal Santa María Zacatepec, Putla, principal estímulo para luchar por la justicia social de los oaxaqueños.

Integrante de la nueva clase política femenina, muratista químicamente pura, sin duda, con Licenciatura en Derecho y Maestría en Derecho y Política Electoral, por la Universidad Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), es Secretaria de los Pueblos Indígenas y Afromexicano (SEPIA).

Por las venas de Nallely Hernández García corre sangre Tacuate, «Tata Koo», enriquecida milenariamente con los genes de la sangre mixteca y náhuatl, lo que explica que sea una guerrera, activista y luchadora social, formada en los movimientos de la izquierda en la región mixteca.

Su orgullo indígena le fortalece pero, sobre todo, le compromete a trabajar por sus hermanas y hermanos de los pueblos originarios. Es hija de una familia campesina, como miles de oaxaqueños, que con gran esfuerzo y el apoyo de sus  padres, tuvo oportunidad de estudiar y emigrar.

Hoy, que la vida, Dios y el gobernador Alejandro Murat le dieron la oportunidad de servir reitera su compromiso de agradecerlo trabajando a favor de miles de familias que esperan que su gobierno les dé respuesta y su gobernador les atienda en la Secretaría de los Pueblos Indígenas.

Las injusticias y maltrato de los directivos y maestros, sufridos como estudiante del Plantel 10 del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Oaxaca (CECyTE) y el asesinato de su padre en Santa María Zacatepec, detonó su vocación por la política y el servicio público.

A pesar de su desempeño como diputada local, Coordinadora General de Unidades y Caravanas Móviles de Servicios Gratuitos y Secretaria de Pueblos Indígenas, realista y ante todo leal con el gobernador y su esposa Ivette Morán de Murat, no se enreda ni se deja llevar por sueños guajiros.

“A la presidenta honoraria del DIF le caracteriza su gran compromiso con la política social en beneficio de las familias oaxaqueñas. No hay un solo pueblo que no haya recibido obras y apoyos, amén de reactivar la economía con créditos de BanOaxaca en los 30 mercados más importantes”.

“Aprendí de la señora Ivette su gran liderazgo para guiar un equipo de trabajo de manera asertiva, pero sobre todo la gran calidad humana que tiene para transformar muchas vidas. Se le aprende mucha disciplina y solidaridad. Cuando el gobernador termine su mandato, le vamos a extrañar”.

Entrevistada en Detrás de la Noticia Televisión por Regeneración Pluralidad afirma que la posibilidad de paridad en la candidatura a gobernadora no despierta su tentación. “No es mi proyecto, en este momento tengo claro en donde estoy parada y qué es lo que tengo que hacer”

Respetuosa del fondo y la forma sostiene: “No me ocupa el tema de la candidatura a gobernadora. Pertenezco al equipo cercano del gobernador y el único líder que me guía y con el que trabajo y en esa tónica camino, es Alejandro Murat. El proyecto, sin duda alguna, es Oaxaca, y lo encabeza él”.

“Lo que hacemos hoy y lo que me ocupa es seguir trabajando con el corazón, con profundo compromiso, para entregar resultados a nuestros pueblos indígenas, porque para mí representa todo por mi origen y lucha. Es fundamental agradecer al gobernador la oportunidad de servir”.

Insiste que no la tienta la candidatura a la gubernatura. La tarea más importante es dar resultados a los pueblos originarios porque cómo puedes aspirar a otras posiciones, si no se demuestra capacidad y compromiso de servir sin parafernalia, sin tantos lujos que la gente tanto detesta.

Los nuevos tiempos exigen austeridad. El líder que dirige el barco tiene que tomar decisiones y hacer las cosas correctas y el gobernador anunció un recorte importante en las secretarias. Seguirá trabajando en SEPIA, siempre con profundo amor, compromiso, orgullo, dedicación y entrega.

Está convencida que si da resultados positivos, Dios, la vida y el gobernador Alejandro Murat, desde luego, si se lo permite, seguirán caminando y construyendo otras posibilidades. En la vida siempre ha estado preparada y lista para hacerlo. La victoria es de quienes se preparan, subraya.

Puntualiza que hay que hacer es trabajar. No hay fórmulas mágicas. La confianza del electorado, que está tan sentido con la clase política de todos los partidos, se gana trabajando a su lado, con respeto, con resultados, hablando en su mismo idioma y entendiendo que todos somos iguales.

Lo más importante es que la política regrese a la plaza pública. Las decisiones deben ser tomadas con la gente desde el pueblo y apostar a la política del encuentro, con un discurso incluyente de los gobernantes con mensajes de unión. Vivimos una peligrosa fractura social por la polarización.

Ante la peligrosa fractura social que vivimos por la polarización. Es importante que la política regrese a la plaza pública. Las decisiones deben ser tomadas con la gente del pueblo y apostar a la política del encuentro, con un discurso incluyente de los gobernantes con mensajes de unión.

“Los oaxaqueños somos más que un partido político y una ideología”. Ratifica su compromiso de seguir trabajando con convicción, principios, absoluta lealtad, correspondiendo a la confianza con trabajo. “En la vida todo se puede soñar y lograr, pero los sueños se trabajan todos los días”.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

 

……………………………………………………………………………………………………………

 

 

Compartir