En su informe “Panorama económico para América Latina 2021” la agencia calificadora resalta que las economías de América Latina se desempeñaron mejor de lo esperado durante el segundo trimestre del año a pesar de la variante Delta de COVID-19.

Pese a que S&P Global proyectó una leve contracción el PIB promedio de los seis países más grandes de Latinoamérica (Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Perú) creció 0.1 por ciento intertrimestral.

En el caso de la economía mexicana la proyección de crecimiento del PIB se elevó 0.4 por ciento hasta 6.2 por ciento.

Para 2022 se prevé un crecimiento económico de 2.9 por ciento con expectativa de inversión débil, en parte a las políticas gubernamentales que han reducido los incentivos en sectores clave como la energía.

Además, se prevé un crecimiento de 2.2 por ciento para 2023.

Según las proyecciones el país regresará a su nivel económico prepandemia a inicios del próximo año, beneficiado por la fuerte recuperación de Estados Unidos.

S&P Global detalla también que los sectores de esparcimiento, de hoteles y restaurantes de México tuvieron los peores desempeños a consecuencia de la pandemia, 29.1 por ciento debajo del nivel prepandémico, aunque solo representan 3 por ciento del PIB promedio.

 

Esta nota originalmente se publicó en López-Dóriga Digital

 

Compartir