Hay muchas enfermedades o contagios que desconocemos y que al parecer no imaginamos si quiera su existencia. Tal es el caso de la peste neumónica, enfermedad que ha dado mucho de qué hablar, luego de que el Departamento de Salud de Wyoming (WDH) informara que en uno de los hospitales de Estados Unidos una mujer ingresó con un raro caso de peste neumónica. Y es que relacionan su contagio con un gato. ¿El gato lo provocó? Te contamos lo que sabemos sobre este caso.

La peste neumónica es una enfermedad que provoca una afectación grave de los pulmones. Es muy poco común que se registren contagios.

Por ello, el caso de este paciente que acudió al hospital con la enfermedad ha dado mucho de qué hablar. De acuerdo a La Vanguardia, las autoridades sanitarias realizaron una investigación interna, por lo que descubrieron que presuntamente la enfermedad que contagió a la persona probablemente fue transmitida por un gato.

Y es que esta enfermedad suele transmitirse por otros animales, tales como ratón, rata o pulga. El mismo medio citado reveló que la paciente se habría infectado de peste neumónica luego de haber convivido con seis felinos domésticos.

¿Cómo afecta la peste neumónica?

Este tipo de peste, como su nombre lo indica, afecta los pulmones. Además, este tipo de virus puede propagarse de persona a persona en dado caso de que inhalen bacterias aerolizadas.

También se sabe que es frecuente la transmisión de la peste neumónica o pulmonar si la persona infectada o animal tiene contacto directo con otra persona o animal.

​grb

Compartir