El peso mexicano fue la cuarta moneda que más se depreció ante el dólar por el pánico que generó la inmobiliaria china Evergrande, cuya crisis recordó la quiebra de Lehman Brothers en 2008.

“El colapso de Evergrande podría significar una catástrofe financiera que especialistas califican como un potencial Lehman Brothers chino”, opinó Jaime Aguilera, analista de Intercam.

El tipo de cambio terminó ayer en 20.14 pesos por dólar, el peor cierre de la moneda nacional desde el pasado 27 de agosto, cuando finalizó en 20.19 unidades.

El peso mexicano se depreció 0.6% o 12 centavos durante la jornada y se colocó como la cuarta moneda más perdedora de la sesión, sólo detrás del real brasileño, el rublo ruso y el peso chileno, de acuerdo con operaciones al mayoreo que informó Bloomberg.

Evergrande debe 300 mil millones de dólares a 171 bancos nacionales y otras 121 firmas financieras. Ashmore Group PLC es el principal tenedor de deuda, seguido de BlackRock, UBS, HSBC y Royal Bank de Canadá.

Desde el punto de vista de Aguilera, el más grande temor es el posible “efecto contagio”, pues el colapso de Evergrande se extendería a otras empresas inmobiliarias de China y crear un riesgo sistémico por problemas de solvencia en el mercado financiero de la segunda economía más grande del mundo.

Para Edward Moya, analista de Oanda, los temores de incumplimiento de la deuda de Evergrande desencadenaron una huida hacia la seguridad que hizo subir el dólar.

Señaló que algunos inversionistas también esperan que la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos brinde nuevas señales este miércoles sobre una reducción gradual en sus compras de activos a partir de noviembre.

“Dejar que Evergrande fracase enviaría al mercado la señal correcta de que China se toma en serio el control de la deuda, pero es probable que Beijing apoye lo que sea necesario para evitar enviar ondas de choque a su sistema financiero”, opinó Moya.

Al menudeo, el dólar se acabó vendiendo en 20.65 pesos en ventanillas de CitiBanamex, el precio más caro desde fines de agosto.

Para Gabriela Siller, directora de Análisis Económico de banco Base, la crisis de Evergrande recuerda la quiebra de Lehman Brothers en 2008.

Las bolsas de valores en México y Estados Unidos cayeron ayer de manera generalizada por la incertidumbre del posible efecto de Evergrade en la economía, consideraron analistas de Invex.

El Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) concluyó en 50 mil 558 puntos ayer, su menor nivel de cierre de los últimos dos meses, desde el 23 de julio, cuando llegó a 50 mil 268 unidades.

El indicador cayó 1.5% durante el lunes y ligó dos sesiones de pérdidas, en las que acumula una disminución de 3.1%.

De las 35 empresas más negociadas, la minera Grupo México encabezó las pérdidas este lunes, cuyas acciones se redujeron 3.5%; seguida de Kimberly-Clark, con una disminución de 3.3%, y Grupo Aeroportuario del Sureste, también con una baja de 3.3%.

Volaris perdió 0.2% en su primera jornada en el Índice de Precios y Cotizaciones.

 

Esta nota originalmente se publicó en El Universal

 

Compartir