Con la instalación de 72 paneles solares con una capacidad de sistema de 30 kilovatios hora en su unidad minera San José, ubicada en San José del Progreso, Oaxaca, Compañía Minera Cuzcatlán ha iniciado su incursión en la generación de energía limpia para autoconsumo.

La instalación de los paneles, que requirió una inversión de 32 mil dólares, le permitirá a la minera tener un consumo energético más eficiente y contribuir a la reducción de emisiones de dióxido de carbono.

En una primera etapa, el proyecto consistió en la instalación de paneles solares que abastecen de electricidad a las áreas administrativas de la Unidad.

Así, la energía generada abastece equipos de oficina, iluminación y sistemas, con lo que se proyecta un ahorro de 105 toneladas gases efecto invernadero anuales.

“Al tratarse de tecnología escalable su capacidad podría ampliarse en el futuro, para suministrar energía eléctrica a otras áreas comunes de la unidad minera”, mencionó la empresa en un comunicado.

En julio pasado, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) negó a Minera Cuzcatlán la aprobación de su Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) para regularizar obras menores que no impactan la producción tras argumentar que el documento carece de soporte técnico que demuestre la viabilidad del trabajo de minería.

La minera presentó entonces un nuevo documento para que la MIA fuese evaluada nuevamente.

La MIA es un estudio técnico-científico que indica los efectos que puede tener una obra o actividad sobre el medio ambiente y permite evaluar la factibilidad ambiental para la ejecución de proyectos de inversión industrial, de infraestructura, manufactura, comercios o servicios.

También señala las medidas preventivas que podrían minimizar los efectos negativos producidos por la ejecución de las obras o actividades.

 

………………………………………………………………………………………………………….

 

Compartir