La madrugada del lunes, personas desconocidas incendiaron la camioneta del presidente municipal de San Pedro y San Pablo Ayutla, Mixes, Jesús Galván Rojas, por lo que la asamblea de la comunidad determinará las acciones a realizar tras estos hechos.

Condenaron las acciones, pues señalaron que se cumplieron las amenazas que grupos radicales habían hecho en contra del edil, y se conminó a los comuneros a conducirse con civilidad, así como a la población para que no se registran más incidentes.

Así también, demandaron a las autoridades estatales a llevar a cabo una investigación precisa, que lleve a dar con los responsables materiales e intelectuales de estos hechos, con la finalidad de que se apliquen las leyes al respecto.

Incluso, a través de un video difundido a través de redes sociales, se observa la unidad de motor envuelta en llamas, mientras que simpatizantes del edil y policías municipales intentan sofocar el fuego.

Los pobladores lamentaron los hechos y exigieron que se realice una investigación al respecto, ya que las condiciones son graves, y no desean que la violencia se extienda en la comunidad, pues sólo desean tener armonía.

El ayuntamiento condenó el atentado, luego que se enteraran por habitantes de la localidad, que durante la madrugada la camioneta del presidente municipal, un vehículo Nissan, era consumida por el fuego.

“Para esta comunidad indígena es indignante que las múltiples amenazas realizadas por grupos radicales de la misma localidad contra las autoridades municipales, se intensificarán con la firma de un acta de acuerdos con la comunidad vecina, y se materializara con la quema de vehículos”, detalló el ayuntamiento en un documento oficial.

Ante la gravedad de esta situación, presentarán el caso en un asamblea comunitaria para su análisis y determinación, pues el actuar de la autoridad municipal siempre ha estado avalado por la misma, en ese sentido, condenaron cualquier acto de violencia que se pueda desencadenar y exhortaron a los comuneros a conducirse de forma pacífica en todo momento, añadieron.

Ante lo cual, esperaran que las autoridades correspondientes lleven a cabo la investigación, de la misma forma, determinarán como comunidad las acciones que deberán llevarse a cabo con la finalidad de evitar que se tengan más conflictos que pongan en riesgo la estabilidad de la población.

Así también, algunos activistas sociales, denunciaron que finalmente se habían cumplido  las amenazas de grupos caciquiles en contra del presidente municipal, ya que no sólo prendieron fuego a su camioneta, sino que también accionaron armas de fuego.

Anteriormente, comuneras y comuneros de San Pedro y San Pablo Ayutla expresaron su inconformidad con el acuerdo de disolución de la mancomunidad con Tamazulápam del Espíritu Santo, municipio con el que sostiene un conflicto por el acceso al agua del manantial desde hace cuatro años, ya que no fueron tomados en cuenta, además de que denunciaron amenazas por parte de sus autoridades.

 

………………………………………………………………………………………………………….

 

Compartir