Pobladores de San Mateo del Mar hicieron un llamado urgente a las autoridades estatales y federales para que les apoyen con acciones eficaces, toda vez que las lluvias no han cesado en su población y han inundado sus viviendas y las calles de la localidad.

Denunciaron que las instancias correspondientes no han llevado a cabo una revisión física de sus condiciones, y el gobierno municipal no ha aplicado ninguna medida ni ha solicitado el apoyo que se requiere a pesar de que desde la noche del 15 y la madrugada del 16 septiembre no cesó la lluvia, haciendo urgente encontrar la forma de hacer fluir el agua para evitar más daños.

A través de una carta enviada al presidente Andrés Manuel López Obrador y al gobernador Alejandro Murat Hinojosa, solicitan que destinen lo necesario y que ayuden a mejorar sus condiciones en esta temporada de lluvia.

“Las lluvias no cesan, no paró de llover la noche del día 15 y parte de la madrugada del 16 de septiembre en San Mateo del Mar, el grito no se dio por que la gente ikoots no creemos que hubo, ni hay independencia,  hasta el momento  ninguna instancia de gobierno ha venido a valorar la situación real de cómo está, se encuentran  inundadas las casas y calles de todo el municipio, sus agencias, barrios y rancherias, sobre todo las casas que están a la orilla de las lagunas o lugares bajos”, indicaron.

Lamentaron que la presidencia municipal no realice nada para salir del problema, sólo está de nombre, pintado, sólo sale en videos en las redes de comunicación diciendo apoyar al pueblo, pero no realiza acción alguna, ni los regidores, y únicamente están utilizando para su beneficio los recursos municipales.

Es la autoridad comunitaria Alcaldes Únicos Constitucionales los que hasta ahora han sabido dirigir el pueblo y los únicos reconocidos por la asamblea comunitaria, es urgente que se valore la forma de cómo abrir el flujo del agua para que salga o disminuya de las casas, se necesita arena o tierra para que las familias rellenen sus viviendas, alimentos de primera necesidad.

Además, entre los problemas más graves son las fosas sépticas inundadas, “no dudamos hayan contaminado los pocos pozos de agua, por tanto no se cuenta con agua potable, por ello hacemos un llamado a las instancias correspondientes que asuman su responsabilidad, así como a la organización interna de las secciones, barrios y colonias, que cada uno de los representantes a buscar las formas de apoyarnos”.

En toda la entidad, pero principalmente en varios municipios del Istmo de Tehuantepec las lluvias han provocado severas afectaciones, sobre todo la inundación de comunidades y la incomunicación por los derrumbes de las carreteras y caminos. 

El gobierno del estado ya solicitó la declaratoria de emergencia para varios municipios de la entidad, pero ésta aún no ha llegado. Además, en alrededor de 33 demarcaciones hay deslaves que ponen peligro a la población.

 

……………………………………………………………………………………………………………

 

Compartir