Mientras cientos de haitianos viajan de Chiapas a Estados Unidos, también en Oaxaca aumentó el aseguramiento de ciudadanos de Haití, República Dominicana y países africanos, reportó el gobierno federal.

Asimismo, se informó a través del Instituto Nacional de Migración que este año han sido asegurados en Oaxaca 22 ciudadanos de Camerún, Ghana, Guinea, Mauritania, Senegal y Sierra Leona.

A ellos se suman, de acuerdo con las autoridades migratorias, 132 cubanos, 2 ciudadanos de República Dominicana, 41 de Haití, 28 colombianos y 2 de Nepal.

Este año 4 mil 174 extranjeros han sido presentados ante la autoridad migratoria, entre ellos 457 salvadoreños; 1 mil 412 guatemaltecos; 1,679 hondureños y 355 nicaragüenses.

El año pasado, fueron 2 mil 568 los migrantes extranjeros que fueron detenidos en Oaxaca, entre ellos 1,506 de Guatemala; 608 de Honduras, 31 de Cuba y 6 de Haití, así como 9 de Bangladesh y 14 de países de Asia, principalmente de Bangladesh, India, Irán, Nepal y Pakistán.

Antes de la pandemia, en el 2019, fueron 8 mil 426 los extranjeros, principalmente centroamericanos, asegurados en Oaxaca.

Los últimos 233 indocumentados, principalmente centroamericanos, fueron regresados a su país de origen durante el pasado mes de julio.

Se precisó que un total de 17 migrantes indocumentados fueron deportados y 1 mil 663 tuvieron un retorno asistido, a los que se suman 44 menores de edad que fueron asistidos por las autoridades migratorias mexicanas para ser devueltos a su país de origen.

Los indocumentados devueltos desde Oaxaca suman 1,724, de los cuales 766 procedían de Guatemala y 931 de Honduras.

Los operativos coordinados de la Guardia Nacional, el Instituto Nacional de Migración y la Secretaría de Seguridad Pública, en Oaxaca han permitido detener y presentar ante la autoridad migratoria a casi 4 mil 200 los migrantes indocumentados, principalmente de Centroamérica.

De acuerdo con el gobierno federal, 1 mil 50 indocumentados fueron detenidos en San Pedro Tapanatepec, en el Istmo, mientras que, en Valles Centrales, 562 indocumentados fueron detenidos en San Pablo Huitzo.

El tercer sitio con mayor aseguramiento de indocumentados centroamericanos que viajan a Estados Unidos es Loma Bonita, con 508 detenidos.

En las últimas semanas aumentó el aseguramiento de migrantes indocumentados, principalmente hondureños y salvadoreños, en Tierra Alta, Loma Bonita, así como en la carretera de la agencia El Guamúchil de San Dionisio del Mar.

Por separado, Santiago Niltepec, Jalapa del Marqués, Tuxtepec, Oaxaca de Juárez, reportaron la presentación ante la autoridad migratoria de más de 200 personas migrantes, cada municipio.

Ixtaltepec, Nochixtlán, Juchitán, Huajuapan, Matías Romero, Etla, Ocotlán, Coixtlahuaca, Pochutla, Xoxocotlán, Atzompa, Huatulco, Suchilquitongo, Tehuantepec, Teotitlán del Valle, Tlacolula y Zaachila se convirtieron en los últimos meses en rutas de los migrantes que viajan a Estados Unidos en busca del «sueño americano».

El mes pasado se informó que el mayor número de indocumentados, 1 mil 361 procedían de Honduras y otros 1 mil 282 de Guatemala.

Cubanos, haitianos y ciudadanos de República Dominicana se sumaron a indocumentados de Argentina y Ecuador que fueron regresados a su país de origen.

La expresión «por una migración segura, ordenada y regular» es una de las banderas del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, que además presume «absoluto respeto» hacia las personas en tránsito que ingresan a territorio mexicano, de acuerdo con “Expansión Política”.

Pero las imágenes de lo que ocurre en la frontera sur muestran todo lo contrario: agentes que detienen por la fuerza a migrantes centroamericanos y haitianos, con niños en brazos; primero los empujan y una vez en el suelo, los patean y detienen.

Activistas consultados coinciden en que, si bien la situación para los migrantes se agravó a partir del despliegue de la Guardia Nacional (GN) en las fronteras, del acuerdo al que llegó México con el entonces gobierno de Donald Trump y de la pandemia de covid-19, también es consecuencia de las políticas migratorias en administraciones pasadas.

«En otras administraciones ya había situaciones de violencia sistemática hacia las personas migrantes, pero ahora se ha exacerbado porque hay nuevas dinámicas migratorias; esto es una continuidad en los ejercicios de represión, ahora con una nueva variable, que es la aparición de la ‘Guardia Nacional migratoria'», señala Felipe Vargas, del Servicio Jesuita a Refugiados (SJR).

 

……………………………………………………………………………………………………………

 

Compartir