MOSCÚ, Rusia.

El presidente ruso Vladimir Putin viajará a China en 2022 para asistir a los Juegos Olímpicos de Invierno en Pekín, anunció el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov.

Putin «aceptó con gusto la invitación de Xi Jinping (dirigente chino) de asistir a los Juegos Olímpicos de invierno en febrero de 2022», declaró Lavrov, en un encuentro con su homólogo chino, Wang Yi, en Tayikistán.

Acusada desde 2015 de haber puesto en marcha un sistema de dopaje institucional, Rusia está suspendida de grandes competiciones internacionales hasta 2022, por lo que su himno, su bandera e incluso su nombre están prohibidos.

Los atletas rusos limpios están, sin embargo, autorizados a participar en estas competiciones como deportistas neutros.

Los responsables rusos, incluido Vladimir Putin, también tienen prohibido asistir a las competiciones internacionales, salvo si son invitados por el jefe del estado del país organizador.

Moscú niega el dopaje organizado y habla de comportamientos individuales.

Serguei Lavrov afirma que espera que Putin y Xi puedan verse en persona y que los deportistas rusos y chinos sabrán «dar prueba una vez más de sus grandes cualidades deportivas y personales», según la agencia de prensa oficial rusa TASS.

Más de 300 deportistas rusos han participado este año en los Juegos Olímpicos de verano de Tokio, como deportistas neutros, ganando 20 oros y ocupando la quinta posición del medallero.

Los Juegos Olímpicos de invierno de 2022 se disputarán del 4 al 20 de febrero en Pekín, la capital china, y en la provincia vecina de Hebei.

Esta nota originalmente se publicó en Excelsior

 

Compartir