El virus de Marburgo es un primo del ébola ligeramente menos mortal para el que no hay vacunas ni tratamiento; el caso fue reportado en Guinea.

El primer episodio del virus de Marburgo en África occidental, una fiebre hemorrágica casi tan mortífera como el Ébola, finalizó oficialmente este jueves, 42 días después de identificarse el primer y único caso en Guinea, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La presencia de este virus, transmitido por los murciélagos, fue encontrado en muestras tomadas a un hombre fallecido a comienzos de agosto en Forest Guinea (sur).

«Se ha realizado la trazabilidad de más de 170 casos de contactos de alto riesgo durante 21 días», señaló la OMS en un comunicado.

«Marburgo, que pertenece a la misma familia que el Ébola, se transmite a los humanos mediante los murciélagos frugívoros y entre los primeros a través del contacto directo con fluidos corporales de personas infectadas, superficies y/o materiales» en los cuales se encuentra depositado el virus, según el texto.

A pesar de que no existen vacunas o tratamientos antivirales aprobados para tratar este virus, la hidratación oral o intravenosa y el tratamiento de síntomas específicos mejoran claramente los índices de sobrevivencia a esta enfermedad.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excelsior

 

Compartir