El Centro Católico Multimedial (CCM) informó que hasta el 10 de septiembre han muerto 280 clérigos y religiosos a consecuencia del COVID-19.

En su 21 reporte desde el inicio de la pandemia el CCM detalló que las víctimas han sido seis obispos, 251 sacerdotes, 13 diáconos permanentes y 10 religiosas.

El Centro Católico Multimedial criticó que desde el 21 de julio pasado se hayan relajado las medidas preventivas contra COVID-19, justo cuando el país atraviesa la tercera ola de la pandemia.

Arremetió además contra el cambio de criterios del Semáforo de Riesgo Epidemiológico, del cual dijo que “más de servir de advertencia para condicionar las actividades e impedir la propagación de contagios, se convirtió en referente sin especial significado”.

Lo anterior porque pese al incremento de contagios las autoridades dejaron a la ciudadanía la responsabilidad de cuidarse y de asistir a la vacunación.

Al considerar el papa Francisco que vacunarse es un acto de amor y cuidado hacia uno mismo y hacia los demás, la Iglesia católica ha invitado a los feligreses a inmunizarse.

 

Esta nota originalmente se publicó en López-Dóriga Digital

 

Compartir