CIUDAD DE MÉXICO.

Previo al inicio del partido entre el Young Boys y el Manchester United en la Fase de Grupos de la Champions League, Cristiano Ronaldo le dio un pelotazo a un guardia de seguridad en el Stadion Wankdorf.

Tras quedar “noqueado”, el portugués dejó a un lado el calentamiento para ver cómo se encontraba el elemento de seguridad, quien estaba recostado en suelo boca arriba mientras era asistido, indicó la agencia Reuters.

Después de constatar que pudo recuperarse, Cristiano volvió a unirse a sus compañeros.

Durante el encuentro, Cristiano Ronaldo marcó al 13’ para llegar a 135 goles en la Champions. Dejó el encuentro al 71’.

 

 

Esta nota originalmente se publicó en Excelsior

 

Compartir