Miles de personas acudieron al hospital militar para recibir la vacuna contra la covid-19, en una jornada emergente que la delegación de la Secretaría de Bienestar puso en marcha para mayores de 18 años que no hubieran recibido el biológico.

Más de un kilómetro de personas se formaron para recibir la primera dosis de Pfizer, sin importar el municipio al que pertenecieran ni la edad que tuvieran, solo tenían que ser mayores y haberse registrado en la plataforma Mi Vacuna.

Los aspirantes a recibir la vacuna manifestaron su regocijo por esta nueva jornada, tanque en procesos anteriores no habían alcanzado, algunos habían acudido a otros municipios pero se les había negado este beneficio.

Desde muy temprana hora, miles de personas acudieron a la Zona Militar para formarse y esperar un turno que les garantizara una dosis de la vacuna contra la Covid-19, la cual les había sido imposible alcanzar.

Llegaron de la ciudad de Oaxaca, además de municipios conurbados en donde no han llegado las vacunas o tampoco habían tenido la oportunidad de obtenerlas por diversos motivos, por lo que aprovecharon esta oportunidad.

En punto de las 09:00 horas inició el proceso, y una vez que comenzaron aplicarse las dosis, se logró avanzar con mayor fluidez para beneplácito de quienes esperaron a ser inoculados para tener mayor protección contra el coronavirus.

Los asistentes vieron con agrado que a las personas con discapacidad y adultos mayores se les permitiera ingresar por otra fila, para que no estuvieran demasiado tiempo en las filas decido a sus condiciones.

Una vez que los asistentes pasaron el primer filtro con su registro en mano, los militares les ordenaron por grupos de edad para agilizar la aplicación y que no perdieran más tiempo en este lugar, pues amenazaba con presentarse una fuerte lluvia como ha sucedido en otros días de la semana.

Debido a que la invitación se hizo a adultos mayores de 18 años, acudieron personas que se habían quedado rezagadas en la aplicación, adultos mayores que no se habían querido vacunar, otros que no habían alcanzado, además de jóvenes que ya esperaban con ansia su turno en el procedimiento.

Muchas personas desesperadas ante la lentitud del programa de vacunación y ante el incremento alarmante de los casos, viajaron hasta otros municipios en donde se llevó a cabo la aplicación, aprovechando que el lugar de residencia no fue impedimento, sin que hubieran logrado su objetivo.

Los aspirantes a ser vacunados manifestaron su preocupación ante el avance de la enfermedad, ante el número de casos que se están registrando y las muertes que se están generando.

Lamentaron que el proceso de vacunación no sea efectivo, las vacunas llegan de forma lenta, no son suficientes, mientras que la enfermedad tiene un avance de importancia que genera alta preocupación.

 

 

………………………………………………………………………………………………………….

 

Compartir