No es un secreto que la marcas automotrices están cada vez más comprometidas con el medio ambiente y un esquema de movilidad sustentable. Si bien se han presentado incontables conceptos con la idea de disminuir el impacto ambiental de las armadoras, BMW acaba de ir un paso más adelante con el i Vision Circular.

Este auto eléctrico de tamaño compacto con 4 asientos fue presentado en el Salón de Múnich hace unas cuantas horas. Destaca un nuevo estilo de diseño en términos generales, con la clásica parrilla de doble entrada de la marca replanteada, ocupando casi todo el frente de forma horizontal.

Según la marca, este espacio puede ser utilizado para desplegar diferentes patrones de iluminación, así como alertas o notificaciones a los otros conductores. Todo el concepto está tratado como un diseño único, que se sustenta en el uso de materiales reciclados, dejando a un lado la prioridad del “lujo” en cuanto al exterior.

Los pilares en los que BMW basó este proyecto son: Reducir, Reusar, Reciclar y Repensar. Todo el automóvil está fabricado de materiales que ya fueron usados en otras cosas, lo que lo hace el primer vehículo hecho con materiales 100 por ciento reciclados construido por una armadora importante.

La mayoría de los metales son aluminio y acero recuperado de viejos coches. Por su parte, el paquete de baterías de estado sólido fue diseñado para utilizar solamente componentes reciclados que, de igual modo, pueden ser reutilizados al final de su vida útil en el vehículo.

Por su parte, los neumáticos fueron pensados para fabricarse con goma reutilizada sin comprometer su funcionamiento. Este proceso genera un cambio en el color de algunas partículas, por lo que se notan con destellos diminutos.

El interior está dominado por lo que sería una pantalla con figuras irregulares, incrustada en un tablero central de madera, aluminio y tela. Esta pantalla funcionará como una especie de “cerebro” que irá mostrando sus procesos en tiempo real. Se conserva un volante, así como pedales de acelerador y freno, pero han sido rediseñados para ocupar un menor espacio.

Por el momento, se mantiene solamente como un concepto, pero la firma alemana aclara que esta idea de fabricar automóviles con materiales reciclados será explorada más a detalle para llevarla a la realidad en un futuro.

 

Esta nota originalmente se publicó en El Universal

 

Compartir