La inversión fija bruta de México registró un repunte de 11.1 por ciento en el primer semestre de 2021 frente al mismo periodo del año anterior, pero disminuyó en junio en comparación con el mes anterior, según datos divulgados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El Inegi anunció que se obtuvo este resultado por el alza de 18.4 por ciento en el rubro de maquinaria y equipo, y por un aumento de 6.2 por ciento interanual en la construcción.

En el sexto mes del año, la inversión fija bruta creció 17.1 por ciento interanual gracias al alza de la maquinaria y equipo de 24.5 por ciento y de la construcción de 11.5 por ciento.

Según datos ajustados por estacionalidad, la inversión cayó 1.8 por ciento en junio pasado frente al mes precedente debido a la caída de la construcción de 2.9 por ciento y de la maquinaria y equipo de 0.4 por ciento.

“Afectada por sus dos componentes, la inversión fija bruta registró su segundo retroceso en 3 meses: disminuyó 1.8 por ciento mes contra mes en junio 2021”, afirmó en Twitter, Julio A. Santaella, presidente del Inegi.

Santaella también explicó que, debido a este resultado mensual, la recuperación de la inversión fija bruta “parece haberse estancado” en el segundo trimestre.

Abril de 2020 fue el primer mes completo en el que la pandemia de coronavirus azotó con fuerza el país -que hoy suma más de 3.4 millones de casos y casi 264 mil muertes- llevando al cierre de las actividades productivas no esenciales y al distanciamiento social.

La inversión fija bruta mexicana cayó 18.2 por ciento interanual en 2020 arrastrada por la crisis del COVID-19.

En 2019, esta inversión se contrajo 4.9 por ciento, mientras que creció 0.6 por ciento en 2018 y disminuyó 1.5 por ciento en 2017.

La inversión fija bruta permite tener “un amplio conocimiento” sobre el comportamiento de la inversión en el corto plazo, de acuerdo con el Inegi.

Está integrada por los bienes utilizados en el proceso productivo durante más de un año y que están sujetos a derechos de propiedad.

La economía mexicana se contrajo 8.2 por ciento en 2020, su peor desplome desde la Gran Depresión de 1932, según datos del Inegi.

El Producto Interno Bruto (PIB) de México se contrajo 0.1 por ciento en 2019 por la caída de la actividad industrial, lo que supone un sustancial descenso frente al crecimiento de 2.1 por ciento del año anterior.

 

Esta nota originalmente se publicó en López-Dóriga Digital

 

Compartir