Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, dejó en claro que no obligará a que padres de familia envíen a sus hijos a la escuela para el regreso a clases presenciales a finales de agosto.

En la conferencia matutina llevada a cabo este viernes en la ciudad de Culiacán, Sinaloa, López Obrador aseveró que no se puede seguir con la educación a distancia, razón por la cual el regreso a clases presenciales debe verse como un bien para niños y jóvenes.

“Vamos a ser respetuosos, nada se puede hacer por la fuerza, se abren las escuelas, se regresa a clases. No quieren que sus hijos vayan a la escuela, pues no los manden, somos libres”, expresó.

“Pero sí tenemos que pensar en la importancia e la educación, no podemos continuar así, hay que regresar a clases, y hay que ver que se proteja a los niños, si hay un contagios cuidar al niño, que no haya contagio en toda la escuela, eso no sucede”, expuso.

El Gobierno de México prevé que a finales de agosto se regrese a clases presenciales en la educación básica, “llueve, truene o relampaguee”, detalló el presidente López Obrador la semana pasada.

Debido a la emergencia sanitaria por el COVID-19, México no tiene clases presenciales a nivel nacional desde marzo de 2020, lo que ha afectado a más de 30 millones de estudiantes en el país.

Para reabrir las aulas, el Gobierno vacunó en abril y mayo con el fármaco chino CanSino, de una dosis, a más de 2.7 millones de trabajadores educativos nacionales de un universo total de 3.1 millones.

Pero entidades que emprendieron programas piloto, como Ciudad de México y Campeche, cerraron las escuelas por rebrotes de covid-19, mientras que algunos maestros se han opuesto por considerar que la vacuna de China no los protege lo suficiente.

A un mes del regreso a clases presenciales, México vive su tercera ola de contagios por COVID-19. En la última jornada, alcanzó los 2 millones 810 casos y 239 mil 997 muertes confirmadas por el virus

En las últimas 24 horas, el país registró 19 mil 223 contagios nuevos y 381 defunciones por el coronavirus SARS-CoV-2.

 

Esta nota originalmente se publicó en López-Dóriga Digital

 

Compartir