Las boxeadoras Brianda Tamara Cruz y Esmeralda Falcón dieron a conocer la madrugada de este jueves 29 de julio en redes sociales que encontraron tirados en la basura de la Villa Olímpica indumentaria del equipo de softbol femenil.

Ambas deportistas reprobaron el hecho e incluyeron fotos de los uniformes que fueron proporcionados por el Comité Olímpico a todos los integrantes de la delegación mexicana que participa en Tokio 2020.

“Este uniforme representa años de esfuerzo, sacrificios y lágrimas”, compartió Brianda Tamara, mientras que Esmeralda refirió que para algunos deportista no signifique “nada” el uniforme, “para muchos representan años de dedicación, amor y pasión. Qué pena que el equipo de softbol mexicano no lo vea así”.

En las imágenes que compartieron en redes sociales se puede apreciar las chamarras y playeras que les fueron proporcionados a las deportistas para su participación en los Juegos Olímpicos.

El representativo mexicano concluyó el pasado 26 de julio, cuando enfrentaron a Canadá, encuentro que perdieron 3-2 y quedaron en el cuarto lugar en su debut en juegos olímpicos. Cabe señalar que el deporte regresó al programa olímpico tras más de dos décadas y el país participó en el torneo por primera ocasión.

¿Qué dijo la Federación Mexicana de Softbol?

Ante lo que se dio a conocer en redes sociales, el presidente de la Federación, Rolando Guerrero, explicó que la decisión de dejar los uniformes en la Villa Olímpica fue por un tema de sobrepeso en el equipaje de las jugadoras y “tenían que hacer espacio en la maleta”.

Agregó que no era lo mismo empacar un par de guantes a todo lo que deben llevar las jugadores, “ni vamos atacar, ni vamos a responder, ni vamos a responder nada en las redes, simplemente fue un hecho de sobrepeso (…) Me sigue doliendo no haber ganado esa medalla. A la gente arriba del ring, ojala les vaya bien, ojala y ganen y que tengan el mismo alcance que tuvimos”.

 

Esta nota originalmente se publicó en El Heraldo de México

 

Compartir