CAMPECHE, CAMPECHE, 04MAYO2021.- Niños de educación básica toman clases en grupos reducidos y con cubrebocas en la comunidad de Carlos Cano. Campeche a sido el único estado que ha iniciado con clases presenciales. Hoy la Secretaria de Educación en Campeche informó que una de las 137 escuelas que regresó a clases presenciales durante la primera etapa, cerró ante la confirmación de un caso positivo a Covid-19 en un maestro. Siguiendo los lineamientos de seguridad en salud, la Secretaría de Educación indicó que 54 alumnos y 2 docentes fueran enviados a sus domicilios por 14 días naturales, quienes estarán bajo la vigilancia y supervisión médica de los servicios estatales de salud. FOTO: MICHAEL BALAM/CUARTOSCURO.COM

Un 42.9% de los ciudadanos opina que los alumnos deberían esperar seis meses para regresar a clases presenciales, esto de acuerdo con la más reciente encuesta telefónica nacional realizada por El Universal.

El 23 de marzo de 2020, el gobierno de la República ordenó la suspensión de clases presenciales a nivel nacional como una medida preventiva para disminuir el impacto de propagación de la pandemia de covid-19.

A partir de ese momento la mayoría de los alumnos en el país no ha regresado a las aulas de manera continua.

Diversos actores políticos se han manifestado a favor de retornar a la modalidad presencial en agosto próximo; sin embargo, 36.4% de la ciudadanía no tiene confianza de enviar a sus hijos o familiares de regreso a las escuelas; 28.9% tiene poca certidumbre, y únicamente 10.3% muestra tranquilidad por la vuelta de los estudiantes a las escuelas.

En las últimas semanas, el presidente Andrés Manuel López Obrador manifestó que los alumnos deben regresar a las aulas el 30 de agosto.

De acuerdo con la encuesta realizada por esta casa editorial, sólo 22.7% de la población apoya esta opción.

La mayoría de los entrevistados manifiesta que deben darse algunos meses más para un regreso seguro.

Hay que recordar que durante el reciente periodo electoral las autoridades federales sugirieron retomar las clases presenciales el 7 de junio, aunque se enfatizó que sería de manera voluntaria.

Durante las primeras semanas del regreso, y a pesar de las medidas sanitarias, existieron contagios en las escuelas, por lo que nuevamente se interrumpieron las clases presenciales.

A pesar de que han transcurrido más de 16 meses desde que los estudiantes del país se vieron forzados a permanecer en sus hogares para cursar sus materias, tiempo suficiente para que las autoridades preparen un retorno seguro a las aulas, la mayoría de las personas, 68.1%, no percibe que el gobierno federal y las administraciones estatales se hayan preparado adecuadamente para un regreso seguro.

El retomar las clases en el país no será un proceso sencillo, un claro ejemplo de esto puede ser lo ocurrido en Campeche.

La entidad permaneció durante varias semanas en semáforo epidemiológico color verde, sus profesores fueron de los primeros en recibir la vacuna contra el Covid-19, los padres de familia fueron consultados para saber si estaban de acuerdo o no de que sus hijos volvieran a clases, en ese ejercicio, 71.6% de los participantes se manifestó en contra del retorno a las aulas.

A pesar de esa oposición, se anunció un plan de reactivación de clases de manera escalonada y mixta, aun con todos esos esfuerzos realizados, un incremento en los contagios de coronavirus obligó a las autoridades a dar marcha atrás con la estrategia que se tenía planeada.

 

Esta nota originalmente se publicó en El Universal

 

 

Compartir