El módulo de aterrizaje de la misión InSight de la NASA se dedica a investigar la estructura interna de Marte Foto: Reuters

WASHINGTON

Señales sísmicas de Marte registradas por la misión InSight de la NASA permitieron confirmar que Marte tiene un núcleo líquido y metálico.

Los datos de un estudio internacional también mostraron el tamaño del núcleo, la estructura de la corteza y el manto del planeta rojo.

El estudio de las señales de una decena de martemotos registrados por el sismómetro ultrasensible de banda ancha Seis (Seismic Experiment for Interior Structure), desplegado por la misión InSight de la NASA, permitió determinar la estructura interna de Marte.

Los resultados de la investigación se publican en tres artículos de la revista Science.

El núcleo líquido de Marte tendría un radio de unos mil 830 kilómetros, detalló el primero de los.

Este tamaño sugiere, explicaron los científicos, la presencia de elementos ligeros, como azufre, oxígeno o hidrógeno, en el interior de un núcleo que estaría constituido principalmente por hierro y níquel.

El estudio y análisis de los datos sísmicos registrados por el Seis dieron cuenta del grosor (30 y 100 kilómetros) y la estructura de la corteza de Marte. En ello se centra el segundo estudio.

«Este trabajo proporciona las primeras mediciones directas de las capas internas de otro planeta. Estos datos son clave para determinar su estructura interna, así como su evolución geológica y geoquímica”, explicó Martin Schimmel, que colabora desde hace años en el desarrollo de métodos de procesamiento de la señal sísmica junto a Eléonore Stutzmann, Zongbo Xu y Philippe Lognonné, investigadores del IPGP y coautores de los estudios.

El equipo del Mars Quake Service de la misión Insight registró y catalogó un total de 600 eventos sísmicos, de los cuales unos 60 corresponden a los llamados martemotos.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excelsior


Compartir