China ha estrenado su nuevo tren de levitación magnética, conocido también como tipo maglev. La ceremonia de salida de la cadena de producción tuvo lugar en la ciudad costera de Qingdao (en la provincia de Shandong), reporta la agencia Xinhua. En la actualidad, este tren es considerado como el vehículo terrestre más rápido a nivel global, ya que es capaz de alcanzar velocidades de hasta 600 kilómetros por hora.

El proyecto se inició en octubre de 2016 y fue elaborado por ingenieros chinos, sin colaboración de otros países. Un prototipo del tren ya ha realizado ensayos en la ciudad de Shanghái en junio pasado tras ser ensamblado en Qingdao.

Entretanto, China avanza en la construcción de vías ferroviarias de alta velocidad. Así, a finales del año 2020 el gigante asiático disponía de 37.900 kilómetros de este tipo de líneas en servicio.

Los ferrocarriles tipo maglev se sustentan y son propulsados por un gran número de imanes, evitando la fricción que existe entre las ruedas y vías en el transporte público convencional. Además, provocan una menor contaminación sonora debido a la ausencia de ruido y tienen un radio de curva menor.

 

Esta nota originalmente se publicó en Actualidad RT

 

Compartir